Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Nairo Quintana y su pedido a la Virgen de Chiquinquirá para ganar el Tour de Francia

NAIRO QUINTANA
Facebook-Nairo Quintana
Comparte

El popular ciclista visitó la basílica de la patrona de Colombia en donde dijo que sus triunfos sirven para unir y alegrar a sus compatriotas

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El campeón del Giro de Italia en 2014 y la Vuelta a España en 2016 nunca ha ocultado su fe en Dios y la devoción a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá. Por lo general, en sus declaraciones a los periodistas siempre da gracias al Señor y menciona a la Virgen que desde 1562 se venera en Chiquinquirá, una ciudad intermedia de Boyacá, el departamento donde nació el pedalista.

 

 

Nairo no solo expresa su fe en los momentos de júbilo —cuando todas las cámaras y micrófonos se centran en sus proezas en las etapas de montaña— sino que también lo ha hecho cuando las adversidades lo han golpeado y los resultados no son los esperados por él y su escuadra, el Movistar Team, de España.

En 2014, cuando corría la décima etapa de la Vuelta a España, entre Santa María de Veruela y Borja, el colombiano tomó velozmente una curva, se estrelló contra una baranda metálica, dio una vuelta en el aire y cayó al piso. Para sorpresa de todos, el entonces líder de la ronda Ibérica se levantó y llegó a la meta. Más tarde escribió en redes sociales: “Es el ciclismo, es la vida, caer y levantarse, gracias a Dios sigo en carrera y a darlo todo @lavuelta @movistar_team”. Al otro día, por decisión de sus médicos, abandonó la competencia.

Dos años después, cuando era uno de los grandes favoritos para ganar el Tour de Francia 2016 y su estado físico no era idóneo, Quintana declaró al término de la etapa 19, entre Albertville y Saint-Gervais Mont Blanc: “He sufrido muchísimo. Esto que sucedió es como un milagro de Dios”.

En agosto de 2018, durante una etapa de la Vuelta España, una gruesa valla metálica se movió inesperadamente, hirió a varios ciclistas y estuvo a punto de golpearlo a él y a algunos compañeros. Esa vez Nairo escribió en Instagram (también en Twitter): “Ayyyyy que salvada, gracias Dios y virgencita del milagro por salvarnos”. Entre otros ciclistas estaban los españoles Alejandro Valverde e Imano Erviti y el ecuatoriano Richard Carapaz.

 

 

En los momentos de gloria también ha expresado gratitud pública a Dios y la Virgen y ya es costumbre que cuando regresa a Boyacá va de visita a Chiquinquirá con sus padres, Luis Quintana y Eloísa Rojas, y su esposa Yeimi Paola Hernández. A ese grupo se sumaron recientemente sus hijos Mariana y Tomás. Incluso, cuando anunció el nacimiento del último de ellos, expresó su alegría: “Comparto la bendición de ser padre nuevamente, les presento a Tomás que junto a Mariana y Paola son los motores de mi vida”.

“Que nos dé muchas bendiciones”

“Nairoman”, como lo denominó el popular relator argentino Mario Sábato, poco antes de partir para Europa regresó a la basílica en donde se conserva el renovado lienzo de la Virgen acompañada por el Niño Jesús, san Andrés y san Antonio de Padua. Sin la presencia de medios de comunicación ni asesores de imagen, un tímido Nairo ingresó al templo con su familia ingresó, saludó a los sacerdotes dominicos que custodian el cuadro y ocupó una silla cercana al altar mayor.

 

NAIRO QUINTANA
Facebook-Virgen del Rosario de Chiquinquira

 

Durante la eucaristía, el “Cóndor colombiano”, otro apelativo que alude a su formidable capacidad para ascender las carreteras del mundo, se arrodilló varias veces, estuvo atento a las lecturas y comulgó.

Finalizada la misa, Nairo pidió a María “por la fuerza y la salud de todos nosotros, hermanos, familias y conocidos”.

Enseguida invocó la protección de la Virgen para que le ayude a enfrentar la carrera francesa, la única de las tres grandes carreras que no ha podido ganar. “Agradecerle mucho a ella y pedirle que nos proteja en este nuevo camino que enfrentamos ahora, en este nuevo Tour de Francia”, fueron sus palabras iniciales.

Ver imágenes aquí (hacer click en galería): 

 

Como en otras ocasiones, se mostró como un colombiano que desea articular a sus compatriotas por medio del deporte: “Que [la Virgen] nos dé muchas bendiciones y protección para poderles dar alegría a todos ustedes. Dios me ha puesto en esta bicicleta a dar pedales, para unir a toda la gente. Que lo que yo haga también sea parte de felicidad para cada uno de ustedes”.

La versión 106 de la carrera ciclista más antigua del mundo se desarrollará entre el 6 y el 26 de julio. Entre los favoritos están los británicos Chris Froome y Geraint Thomas, el español Mikel Landa, el neozelandés Tom Dumoulin, el italiano Vicenzo Nibali, el australiano Richie Porte y, por supuesto, el colombiano Nairo Quintana.

Te puede interesar: Colombia: Los “escarabajos” dispuestos a conquistar el Tour de Francia

Te puede interesar: Cuando la Gran Reina (Virgen de Lourdes) abre sus brazos al Tour de Francia

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.