Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa lamenta “corrupción” en casos de adopción internacional

POPE AUDIENCE
Comparte

Las palabras del Pontífice durante audiencia a institución italiana dedicada a la acogida y la protección de los niños

“Hay personas que quieren adoptar niños, pero hay una burocracia tan grande”, afirmó el papa Francisco este jueves 24 de mayo de 2019, durante la audiencia a los dirigentes, trabajadores y niños y niñas del Hospital de los Inocentes de Florencia, con motivo del seiscientos aniversario del nacimiento de la institución italiana dedicada a la acogida y la protección de los niños.

Sobre la “adopción” de niños, el Papa afirmó: “Muchas veces hay personas que quieren adoptar”, pero “hay corrupción” e invitó: “Ayúdenme en esto” y a “sembrar conciencia”. 

“Muchas, muchas familias que no tienen hijos y ciertamente tendrían el deseo de tener uno con la adopción: seguir adelante, crear una cultura de adopción porque los niños abandonados, solos, víctimas de la guerra, etc., son tantos; que la gente aprenda a mirar” esa realidad. En esta línea, invitó a la Iglesia a ser Madre, que acoja, acompañe y promueva a los niños, que sea ”casa de los inocentes”. 

¿Qué debemos aprender de los niños?

Por otro lado, el papa Francisco también destacó la “cultura del niño” que deja enseñanzas valiosas para los adultos. Y afirmó “debemos volver a la simplicidad de un niño y sobre todo a la capacidad de sorprendernos. ¡Las sorpresas! Nuestro Dios es el Dios de las sorpresas, y debemos aprender esto”. 

Durante la audiencia, el Papa ha improvisado y evitó su “largo discurso preparado” porque, aseguró, quería saludar uno a uno a los pequeños y al personal del Instituto, alrededor de 70 personas, presentes en la Sala del Consistorio del Palacio Apostóloico. 

Así, subrayó, que “ver cómo se sorprenden” los niños “con la vida”, cómo entran en contacto con ella es una gran experiencia.  “Y debemos aprender a hacer lo mismo. Esa senda, ese camino que todos hemos hecho como niños, debemos reanudarlo”. 

El Papa destacó, varios pasajes del Evangelio en los que Jesús habla de los pequeños. “No dice solamente que se acoja a los niños y que quien les acoge le recibe a Él , sino que va más allá: “Si no os volvéis como niños, no entraréis en el Reino de los cielos”. Y esto es lo que la cultura del niño debe enseñarnos. De alguna manera debemos volver a la simplicidad”. 

Asimismo, lamentó que hoy en día, muchos de esos pequeños maestros de vida, los niños, estén solos o sean víctimas de la violencia creada por los adultos. Recordó a los infantes “víctimas de la guerra, víctimas de la migración”, especialmente aquellos  “no acompañados, las víctimas del hambre”.

El Hospital de los Inocentes de Florencia, tiene como misión adaptarse a las nuevas exigencias de los niños y de las familias que sigue siendo un punto de referencia en materia de defensa y promoción de los derechos de la infancia y la adolescencia, en ámbito nacional e internacional.

Te puede interesar: Niños desfilan para ser adoptados: Brasil y la pasarela de la discordia

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.