Aleteia

Famoso ex-legionario quiere fundar una familia

JONATHAN MORRIS
Twitter-@fatherjonathan
Comparte

Quien fuera asesor teológico de Mel Gibson pide al Papa lo libere del estado clerical

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Había abandonado la Legión de Cristo en 2009, tras los escándalos de su fundador, Marcial Maciel Degollado. Ahora el padre Jonathan Morris, incardinado en la arquidiócesis de Nueva York quiere dejar el sacerdocio y fundar una familia.

El padre Morris, que se hizo muy conocido en Estados Unidos contribuyendo como experto religioso en programas y coberturas de la cadena Fox News está solicitando al Papa Francisco que lo “libere de los deberes y responsabilidades del estado clerical», según ha informado la agencia Crux.

Tras dejar a la Legión de Cristo, el padre Morris fue acogido por el cardenal Timothy Dolan en la arquidiócesis de Nueva York. Además de haber aparecido en múltiples ocasiones en la televisión estadounidense, fue asesor teológico de Mel Gibson en su película “La Pasión de Cristo”.

Además, fue el director durante tres años del proyecto de «The Catholic Channel», una propuesta de la arquidiócesis de Nueva York, en la red de radio Sirius XM.

Morris dijo en su declaración que el temor a «decepcionar las expectativas de la gente» le ha impedido dar el paso que ahora está tomando, algo que ha considerado «a menudo y en forma extensa en años pasados y discutido con mis guías espirituales».

En su declaración, Morris reconoce que a pesar de ser «amado y haber prosperado» en gran parte de su ministerio, ha luchado contra su vocación y los compromisos exigidos por ser un sacerdote católico, en particular por no poder casarse y tener una familia.

Morris escribe que su decisión «no se trata de una relación existente, sino de la paz y la libertad espiritual en la que confío que vendrá en el futuro al seguir la voluntad de Dios para mi vida ahora».

Por último, Morris dice que su decisión no debería «quitarle nada a los muchos hombres y mujeres heroicos que están viviendo sus vocaciones religiosas con admirable fidelidad y satisfacción».

«Siempre estaré en las bancas, listo para apoyar a la Iglesia, porque mi fe en Dios y el amor por ella es más fuerte que nunca», dijo Morris. «Espero poder servir de nuevas maneras a su lado».

El padre Morris era pastor de la parroquia de Nuestra Señora del Monte Carmelo en el barrio del Bronx, en Nueva York. Su experiencia en los medios y su capacidad de moverse dentro de ellos es reconocida a nivel nacional.

*Con información de Crux*

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.