Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 17 junio |
San Alberto Chmielowski
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Actúas por necesidad de complacer a los demás?

begging

WAYHOME studio - Shutterstock

María del Castillo - publicado el 13/05/19

O dicho de otra forma, ¿piensas que eres culpable si no cumples con las expectativas de otros?

Buscar la felicidad del otro no es algo negativo. Agradar a los demás, hacer cosas agradables por ellos, ceder a sus necesidades, tampoco. Al contrario, es algo bueno y deseable, siempre que sea un acto que nace de un altruismo maduro y desinteresado, de un autodominio y de un equilibrio afectivo que lleva a la persona a actuar libremente y buscando realmente el bien del otro. Pero, ¿y cuando no es así?

Muchos bloqueos y síntomas de ansiedad están estrechamente relacionados con la necesidad compulsiva de responder a las expectativas -reales o imaginarias- del otro. Actuar de esta manera, a pesar incluso de uno mismo, es un arma de doble filo, primero, porque no es posible ni sano intentar subsanar las carencias de los demás, y segundo, porque se deja de ser uno mismo al intentar adaptarse a las demandas externas.

Es muy probable que la idea de sentirse obligado a satisfacer y agradar haya sido aprendida en la infancia. Una etapa en la cual el niño entendió que el afecto, la atención y el reconocimiento se recibían como consecuencia de estar a la altura de lo que creía que sus padres querían (sacar buenas notas, ser un hermano ejemplar, escuchar los problemas de su madre, etc.).

Aprender a responsabilizarse de uno mismo

“Se va a enfadar si le digo que no puedo ayudarle”, “Se bloqueará si le digo que no me gusta la manera en la que me abraza”, “Si hago silencio, se va a poner muy nervioso, pues es muy tímido”. Los pensamientos y actos, y cómo se gestionen las situaciones de desaire, son responsabilidad de cada persona. Una persona excesivamente complaciente pretende abarcar una responsabilidad que, en realidad, no es suya. 

La excesiva necesidad de recibir aceptación, el miedo a decepcionar y al abandono hacen que se renuncie a la propia necesidad, actuando bajo el dictamen del otro y reprimiendo de forma insana los propios deseos.

Responsabilizarse pasa por desprenderse de la necesidad compulsiva de ser «aprobado» por los demás y de ser amado a cualquier costo. Al final, el otro está amando una imagen irreal (“nunca dice que no”, “no se enfada”, “hace todo lo que necesito”) que no se puede mantener por mucho tiempo, o sí, pero a costa de la salud y bienestar propios.

Cinco señales que muestran que no actúas desde la complacencia:

  1. Eres espontáneo y expresas tus deseos y necesidades.
  2. No tienes sentimientos insanos de culpa ni te responsabilizas de los sentimientos, pensamientos y acciones del otro. 
  3. No necesitas de reflexionar y analizar todos los hechos de forma exageradamente escrupulosa para actuar. 
  4. Eres firme en tus decisiones y no te adaptas a las del otro cuando realmente no las compartes.
  5. Eres capaz de escuchar a los demás, sin dejar de escucharte a ti mismo. 

Se trata de ser “fiel a uno mismo”, evitando la tendencia a buscar aceptación a través de la complacencia, debido a una herida infantil, y actuando de manera madura y coherente con el propio sentir y pensar. 

Tags:
autoestimapsicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT ANTHONY OF PADUA
Philip Kosloski
¡Esta oración a san Antonio triunfa sobre todos los obstáculos!
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.