Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El encargo del Papa a los sacerdotes: “Unir a los fieles en una sola familia”

Comparte

Ordenación Presbíteros. Francisco: “Esto no es un sindicato, es ser partícipes del Misterio de Cristo”

El papa Francisco ordenó hoy a 19 nuevos sacerdotes. Durante su homilía les pidió estar atentos a la celebración de la Eucaristía, imitar a Dios y dedicar tiempo a visitar a enfermos.

Recordando a qué ministerio acceden en la Iglesia, Francisco les ha expresado que “el Señor Jesús es el gran Sacerdote del Nuevo Testamento; aunque, en verdad, todo el pueblo santo de Dios ha sido constituido sacerdocio real en Cristo”.

Sin embargo – ha continuado – “nuestro gran Sacerdote, Jesucristo, eligió a algunos discípulos para que en la Iglesia desempeñasen, en nombre suyo, el oficio sacerdotal para bien de los hombres” y Él mismo, enviado por el Padre, envió, a su vez, a los Apóstoles por el mundo, para continuar sin interrupción su obra de Maestro, Sacerdote y Pastor por medio de ellos y de los Obispos, sus sucesores.

“Los presbíteros –ha explicado el Papa– son colaboradores de los obispos, con quienes en unidad de sacerdocio están llamados al servicio del pueblo de Dios”.

Esto no es “una asociación cultural” o “un sindicato”

Tras esta explicación inicial, el Papa les ha expresado que hoy serán configurados a Cristo sumos y eternos sacerdotes: “serán consagrados, como verdaderos sacerdotes del Nuevo Testamento y con este título se unen a los obispos en el Orden Sacerdotal”.

“Serán pastores del pueblo de Dios y dispensarán el culto, especialmente el sacrificio del Señor, es decir la Eucaristía”.

Además, les ha dicho que deben considerar que  “ejercitando el Ministerio de la Sagrada Doctrina serán participes de la misión de Cristo como Maestros” y que esto no es “una asociación cultural” o “un sindicato” sino “ser partícipes del Ministerio y del Misterio de Cristo”.

Dispensar a todos la Palabra de Dios que han recibido de Cristo

“Lean y mediten frecuentemente la Palabra del Señor, porque para creer lo que han leído, enseñar lo han aprendido y vivir lo que han enseñado, no se puede hacer una homilía o una predicación sin mucha oración con la Biblia en la mano”.

El Papa Francisco seguidamente les ha señalado que su “enseñanza” debe ser “alimento para el pueblo de Dios” y entonces esta enseñanza junto con la oración “será muy fecunda”.

“Que vuestra vida sea un estímulo para los discípulos de Cristo, a fin de que con vuestra palabra y vuestro ejemplo se vaya edificando la casa, que es la Iglesia de Dios” ha dicho el Papa, y así “ustedes continuaran la obra salvadora de Cristo”.

Estar atentos a la celebración de la Eucaristía

Durante su homilía, Francisco también les ha pedido estar atentos a la celebración de la Eucaristía, porque es “lo máximo de la gratuidad del Señor” y les ha pedido por favor que “no la ensucien con interés mezquinos”.

Pero también les ha pedido “reconocer lo que hacen” e “imitar lo que se debe” porque solo así, participando en el misterio de la muerte y resurrección del Señor “pueden llevar la muerte de Cristo y pueden cambiar la vida”: “El señor nos ha querido salvar gratuitamente. Él mismo nos ha dicho: “den gratis lo que gratis han recibido””.

No se cansen de ser misericordiosos

“Con el Bautismo, agregaréis nuevos fieles al Pueblo de Dios, con el sacramento de la Penitencia, perdonaréis los pecados en nombre de Dios, de Cristo y de la Iglesia” les ha recordado el Papa, exhortándoles a que no se cansen “de ser misericordiosos como Jesús fue misericordioso con nosotros” y con el óleo santo – ha continuado – daréis “alivio a los enfermos” y aquí les ha pedido que “pierdan el tiempo visitando enfermos”.

La alegría sacerdotal se encuentra solo agradando a Dios

Por último, les ha pedido que ejerzan la obra sacerdotal de Cristo “con sinceridad” para agradar a Dios y no a ellos mismos, porque la alegría sacerdotal – ha puntualizado – “solo se encuentra en este camino, buscando agradar a Dios que nos ha elegido”.

Consejos del Papa: cercanía, crear familia, servir

Finalmente, les ha pedido que se comprometan en “unir a los fieles en una sola familia” porque es aquí donde está la cercanía del sacerdote: “cerca de Dios en oración, cerca del obispo que es su padre, cerca del presbiterio, de otros sacerdotes, como hermanos, sin “pelarse” el uno al otro [hablar mal el uno del otro], y cerca del Pueblo de Dios”.

Y por último, su exhortación final de “seguir siempre el ejemplo del Buen Pastor, que no vino para ser servido, sino para servir y salvar lo que se perdió”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.