Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 02 agosto |
San Alfonso María de Ligorio
home iconActualidad
line break icon

Pescadores con dinamita: El “genocidio biológico” que alarma a Perú

PARACAS

minamperu-(CC BY-NC-ND 2.0)

Pablo Cesio - Aleteia Perú - publicado el 09/05/19

Una práctica que amenaza la Reserva Nacional de Parcas y que motivó la custodia a manos de guardaparques comunales voluntarios

Ubicada en la región peruana de Ica, la Reserva Nacional de Parcas es considerara un área protegida caracteriza por su biodiversidad y sus ecosistemas marinos. Es ahí donde a raíz de un reportaje de Ramiro Escobar publicado por el sitio especializado en medio ambiente Mongabay comenzaron a sonar las alarmas.

Y esto gracias a la incursión- alrededor de una reserva de más de 335.000 hectáreas- de pescadores con dinamitas, también conocidos como “bomberos” o “coheteros”.

La presencia de estas personas es verdaderamente problemática para esta área protegida debido al propósito letal detrás: “echar al mar cuatro o cinco cargas de explosivos, a las que se les agrega, además de pólvora, 200 a 300 gramos de piedras”, reproduce el informe.

El resultado: todo estalla. Y es por eso que para Juan Carlos Riveros, director científico de la ONG Oceana, este tipo de pesca provoca “un genocidio biológico”, pues barre con lo que haya alrededor sin importar el tamaño de peces o moluscos, entre otros.

“Provoca tres tipos de efectos: lo primero es casi pulverizar a los peces que estuvieron cerca de la explosión, de los que no queda prácticamente nada. Luego afecta a algunos, a los que les hace reventar la vejiga natatoria y, por eso, salen a flote; y finalmente alcanza a otros, que ni estallan ni flotan, pero después pueden hasta morir”, expresa el especialista.

Ver imágenes aquí (hacer click en galería): 

Guardaparques voluntarios

“¡Dicen que solo están pescando con redes!”, exclama José Iván Torres, apodado ‘Rocky, integrante del Programa de Guardaparques Voluntarios puesto en marcha por la reserva. Se trata de un grupo de pescadores, también conocidos como comuneros, que se transformaron de alguna manera en “custodios” del lugar y responsables de alertar cuando aparecen los “coheteros”.

De momento, la presencia de estas personas, entre ellos también pescadores artesanales que además de defender la reserva encuentran en su actividad diario el sustento para sus casas.

Es gracias a estas personas que es posible contrarrestar los efectos negativos de las prácticas que generan alarma y que afectan los ecosistemas marinos. Todo parece indicar que de momento está dando resultado, pues se está logrando constatar el efecto de la disuasión.

Pero la tarea es ardua y sigue presentando desafíos. Es ahí donde también entra a jugar la capacidad de acción de las autoridades locales y los controles a través de los organismos competentes para que la presencia de los “bomberos” pueda exterminarse.

Por ahora estos guardianes voluntarios, pescadores locales empoderados, se han convertido en los únicos héroes.

Ver reportaje completo aquí


HUMBOLDT

Te puede interesar:
Chile, Perú y Ecuador: ¿Menos pesca y más fenómenos climáticos como El Niño?

Tags:
Laudato Siperu
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.