¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lucas Moura, el héroe de la Champions que se refugia en Dios

MOURA
Nigel Keene | DPPI
Comparte

¿Qué hay detrás del brasileño que logró la remontada del Tottenham ante Ajax para llegar a la final de la UEFA Champions League?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Milagro”. “Noche de ensueño”. “Hazaña”. Estas palabras inundaron los medios y las redes sociales en las últimas horas y todo gracias a un hombre: el brasileño Lucas Moura, el futbolista héroe del Tottenham de Inglaterra contra el Ajax de Holanda y que suele afirmar que siempre halla refugio en Dios.

 

 

Efectivamente, detrás de una noche de emociones y una épica remontada con tres goles de Moura para llegar a la final de la UEFA Champions League, se oculta un hombre de origen humilde nacido en la ciudad brasileña de San Pablo y acostumbrado desde pequeño a tener que convivir en un ambiente de violencia colapsado por la droga y las pandillas.

 

 

“Algunos de mis amigos de aquel entonces están en prisión y otros muertos”, expresó en entrevista con The Standar, reproducida por estas horas por agencias como EFE.  

“No fui por el camino porque siempre creí en mi sueño, jugaba en la calle para darle otra vida a mi familia, que ahora vive en una zona mucho más segura, a pesar de que la situación en Brasil sigue siendo muy peligrosa”, continuó.

Pero el sueño de Moura de convertirse en futbolista profesional se cumplió y luego de un pasaje por el equipo brasileño de San Pablo fue fichado por el París Saint Germain (PSG) de Francia, lugar donde no logró deslumbrar tal cual esperaba, algo que derivó en su llegada al fútbol inglés para defender al Tottenham, el equipo dirigido por el argentino Mauricio Pochettino, hombre clave en la vida de Moura.

“Nunca he tenido problemas con las críticas y los elogios, sé manejarlos. No me dejo llevar por los cumplidos y no me sacuden las críticas porque Dios me da una seguridad y un consuelo que me permiten ser feliz”, sostuvo al momento de ser fichado por el Tottenham.

“De ser el último elegido en el colegio para formar en los equipos de fútbol, ante la mirada de desconfianza de mis compañeros, que nunca creyeron en mí por ser el más pequeño además de delgado y débil”, continúa Moura, quien también no duda en mencionar al entrenador argentino entre las personas que lo han ayudado a crecer en confianza.

 

 

Hoy todos aplauden a Moura, los elogios son imparables. El propio futbolista brasileño se mostró exultante tras un triunfo contundente en el último segundo para jugar una final.

 

 

“Es imposible de explicar lo que estoy sintiendo. Estoy muy feliz y muy orgulloso de mis compañeros. Siempre creímos en este momento. Lo dimos todo en el campo y merecimos esto. Es un gran regalo de Dios que quiero compartir con todos mis compañeros, amigos y familiares”, expresó tras la hazaña Moura, un hombre que a pesar de este gran momento es consciente que cuando se apaguen las luces del triunfo ahí también estará Dios, su gran refugio.

Futbolistas famosos y la fe (hacer click en galería): 

 

 

Con información en base a agencias

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.