Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La mujer que ha preferido seguir siendo ciega que interrumpir un embarazo

KOBIETA W ŚWIETLE
Evgenij Yulkin/Stocksy United
Comparte

Su ejemplo ha inspirado una película

Era 1993, Marcia Bonfim Vieira, con entonces 15 años, se quedó embarazada. Dos meses después se quedó ciega a causa de una uveítis, una enfermedad que provoca la inflamación de los ojos. La chica se encontró frente a una decisión: continuar el embarazo o interrumpirlo para someterse a una intervención y volver a ver.

“Era consciente del hecho de llevar en mi cuerpo una vida que dependía de mí para seguir adelante, y esto me dio mucha fuerza”, refirió al blog Ancoradouro.

Marcia eligió ser madre, aunque eso le costara la vista. “No me he sentido una super mamá por haber tomado esa decisión. Hice lo que tenía que hacer”, comentó.

Marcia dijo que todos los médicos le habían aconsejado abortar. “Dijeron que el bebé podría nacer con alguna discapacidad, lo que complicaría las cosas visto que era joven, pero no me pareció para nada complicado”, declaró.

Veinte años después, Marcia tuvo otra hija. “Estoy completamente a favor de la vida, vivir es un don de Dios. Amo vivir. Aprendí a ver el mundo desde otro ángulo”, concluyó la mujer, hoy también atleta paraolímpica de goalball.

La historia inspiradora de Marcia se volvió un cortometraje producido por Delantero en colaboración con el estudio Polegar Opositor para el Movimiento Por la Vida y la Ciudadanía – Movida.

Míralo

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.