¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La última entrega Avengers: Sobre superhéroes que afrontan pérdidas

AVENGERS
Walt Disney Studios Motion Picture
Comparte

'Vengadores: Endgame', un brillante cierre repleto de personajes que sufren y sobreviven

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Si una de las señas de identidad de las dos anteriores entregas de estos superhéroes (Capitán América: Civil War y Vengadores: Infinity War) era la falta de entendimiento entre sus protagonistas y la separación entre dos grupos enfrentados, Vengadores: Endgame apuesta por la reconciliación total y la certeza de que sólo uniéndose entre quienes sobrevivieron podrán vencer a un enemigo casi indestructible, y que sólo de esa nueva unión provendrá la energía suficiente para afrontar el dolor.

Más allá de la (evidente y esperada) espectacularidad del filme, de sus giros de guión y de su repaso a muchas de las cintas de Marvel e incluso a sus personajes secundarios pero a la vez esenciales, si a mi juicio hay algo que triunfa en esta secuela por encima de todas sus virtudes y de todos sus errores, es el retrato de los personajes, la humanización de los mismos, el desarrollo de cada uno de ellos en los cinco años posteriores a las dramáticas conclusiones de Infinity War.

Si el lector no vio la anterior entrega, que deje de leer de inmediato porque ahora tenemos que aludir al clímax de Infinity War: recordemos que Thanos (Josh Brolin), el villano casi indestructible, utilizaba el poder de las gemas del Guantelete del Infinito para aniquilar a la mitad del universo y, según su disparatada teoría, corregir y reequilibrar el mundo. Con un chasquido de dedos hacía desaparecer también a la mitad de los Vengadores.

Esta secuela, Endgame, tras un prólogo que transcurre mientras los personajes tratan de entender lo que ha ocurrido y se recuperan de sus heridas y del shock emocional, el filme avanza 5 años y nos presenta a los mismos personajes tratando de afrontar las pérdidas y las consecuencias de aquella devastación.

Y aquí entra lo más interesante, lo que caracteriza y humaniza ahora a estos superhéroes que ya no lo son tanto, porque lo que ha salido a flote es su carga emocional y humana, en vez de sus poderes. Éstas son algunas de esas transformaciones físicas y psíquicas:

El Capitán América (Chris Evans) se dedica a trabajar en un grupo de apoyo para que los supervivientes logren superar su día a día. El doctor Bruce Banner (Mark Ruffalo) ha logrado que tanto Hulk como Bruce convivan bajo una misma identidad, bajo una misma figura, logrando así ser una especie de Hulk intelectual, que sigue siendo verde, grande y musculoso, pero que usa gafas y camisetas y conversa y no es agresivo.

Ojo de Halcón (Jeremy Renner), tras perder a su familia, se ha transformado en un ronin justiciero, obsesionado con liquidar a mafiosos en enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Thor (Chris Hemworth) ha mutado en un Lebowski rubio (recordemos la película de los Coen, protagonizada por Jeff Bridges): tripudo, desaseado, con una barba kilométrica, como un fracaso ambulante que sólo quiere estar en casa y trasegar litros y litros de cerveza.

Iron Man (Robert Downey, Jr.) es, quizá, el más equilibrado de todos: vive en el campo y ha logrado formar una familia, y no quiere saber nada de su vida anterior. Y Viuda Negra (Scarlett Johansson), aunque continúa en la base de los Vengadores, sufre cada día por todo lo que ha pasado y se obsesiona con deshacer el entuerto.

Estos giros físicos y dramáticos son, a mi entender, uno de los grandes aciertos de la película y una de las sorpresas más celebradas. Lo que sigue a continuación, cuando entre Ant-Man, Hulk e Iron Man descubren cómo evitar el chasquido de Thanos, es una vertiginosa apuesta por los viajes en el tiempo, el encuentro de los personajes con ellos mismos cuando eran más jóvenes (ahí está presente Regreso al futuro II), las soluciones a veces amargas y el cierre de los arcos dramáticos.

Los directores de estas últimas entregas, los hermanos Joe y Anthony Russo, son quienes mejor han sabido pilotar el caos de tramas y de personajes de los distintos cómics, quienes mejor han entendido el Universo Marvel, y quienes han sabido proporcionar un equilibrio adecuado entre emoción y aventuras, comedia y drama, acción y complejidades emocionales.

Además, el reparto de estrellas que han reunido para este filme (algunos de ellos sólo fugaces cameos) es histórico y sorprendente: ni siquiera en las películas de catástrofes de los años 70 y 80 lograron juntar a tantas caras conocidas.      

Ficha Técnica

Título original: Avengers: EndgamePaís: Estados Unidos Director: Anthony Russo & Joe RussoGuión: Christopher Markus & Stephen McFeelyMúsica: Alan SilvestriGénero: Acción / Aventuras / Fantasía / CómicDuración: 181 min.Reparto: Robert Downey Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Don Cheadle, Paul Rudd, Brie Larson, Karen Gillan, Danai Gurira, Bradley Cooper, Gwyneth Paltrow, Josh Brolin…

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.