Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cómo lograr que tus hijos sean más creativos?

Comparte

Una preocupación constante de los padres de hoy en día es la perdida de la creatividad y la imaginación en los niños. Aquí tienes ideas para combatirla

Con el avance de la tecnología y la proliferación de pantallas con las cuales entretenerse, pareciera que ha ido mermando la capacidad de los niños de crear o inventar juegos y otras vías de expresar su imaginación.

Efectivamente se ha comprobado que el uso exagerado de pantallas tiene efectos en la salud mental de los niños, sin embargo, es indudable el rol que tenemos los padres tanto para limitar el tiempo de exposición a la tecnología, como para fomentar espacios de creatividad en el hogar.

Aquí algunos tips que ayudarán a tu hijo a desarrollar su creatividad:

  1. Salgan de la rutina. Muchas veces hemos escuchado que la rutina y la estructura son fundamentales en la educación de los niños, y aunque esto es verdad, y aplica sobre todo para niños con problemas de atención, a veces sin querer creamos una innecesaria rigidez en la rutina. De vez en cuando es necesario cambiar el orden en el que hacemos las cosas, cambiar una actividad por otra y enseñarles que, aunque la estructura es necesaria para mantener el orden en nuestra vida, hay momentos en los que salirnos de esa rutina nos va a abrir un mundo de posibilidades que puede expandir nuestra mente y nuestro corazón. Así que no tengas miedo de romper la rutina de vez en cuando: la palabra clave es firmeza y no rigidez.

2. Haz muchas preguntas… y responde preguntas sin cansarte: el cuestionamiento de cómo funciona el mundo es parte importante en el desarrollo de la creatividad. Además de no cansarte de responder preguntas, debemos acostumbrarnos también a hacer preguntas nosotros. De esta manera el niño se ve obligado a usar su imaginación y a procesar las respuestas que quiera dar a nuestras preguntas.

3. Permite un poco de desorden: aunque el orden es una virtud muy importante que se debe inculcar desde pequeños, permitir un poco de desorden puede ser beneficioso para desarrollar la imaginación. Un niño al que no se le permite sacar los juguetes o que no tiene un área de exploración en su casa, es un niño a que le cuesta más inventar un juego. Podemos reservar un sitio en el que el niño se sienta libre de explorar y crear, sin generarles la preocupación de que están haciendo un desorden. Las casas son para ser vividas, y esto lo debemos recordar siempre.

4. Dejar espacio para el aburrimiento: en los momentos de aburrimiento es en los que sale a relucir su creatividad. Si los niños tienen cada momento del día lleno de actividades estructuradas por los padres, pues no hay momento para inventar. Incluso deben tener espacios de juego que no sean intervenidos por nosotros, sino que sean totalmente desarrollados por ellos mismos.

TRACING HAND
Shutterstock

5. Déjalos asombrarse con la realidad: la autora Catherine Lécuyer en su libro “Educar en el asombro” habla sobre este tema tan importante. El asombro es un vehículo para desarrollar la imaginación y la creatividad. Observar los colores de un amanecer, ver las estrellas, buscar insectos o escalar una montaña son actividades que, además de hacer que nuestros hijos experimenten la realidad, ponen a volar su imaginación. No perdamos la vista de las cosas sencillas: no es lo mismo un video de YouTube que palpar, ver y sentir la realidad a través de nuestros propios sentidos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.