Aleteia

Los socialistas ganan las elecciones en España, pero necesitarán complicados pactos

PEDRO SANCHEZ
Comparte

Es el único partido socialdemócrata que gana unas elecciones en la Unión Europea

El partido socialista liderado por Pedro Sánchez ha ganado las elecciones legislativas en España con el 28,68 por ciento de los votos, lo que indica que necesitará complicados pactos para poder gobernar. Es, hasta ahora, el único partido socialdemócrata, dentro de la Unión Europa, que gana unas elecciones. La victoria electoral de Pedro Sánchez, de 47 años, se debe a la labor de gobierno de los últimos 10 meses de presidente, desde que ganó la moción de censura contra Mariano Rajoy, del Partido Popular, a causa de la sentencia “Gürtel por corrupción. A Rajoy, que dimitió, le sustituyó un joven de 38 años, Pablo Casado. El PSOE de Pedro Sánchez, ha pasado de 84 a 123 diputados y de 43 a 121 senadores.

PEDRO SANCHEZ
Twitter-@sanchezcastejon

Por el contrario, el Partido Popular ha sido el gran perdedor de estas elecciones y ha obtenido el 16,70 por ciento de los votos y ha perdido 71 diputados y 74 senadores. Buena parte de la pérdida de estos votos ha sido el castigo por la corrupción, la falta de un líder fuerte y sólido, y la falta de credibilidad en la defensa de los valores morales y cristianos (aborto, matrimonios homosexuales, defensa de la familia, etc.). También a la falta de una cierta credibilidad y buena gestión en la defensa de los valores nacionales frente a los separatismos catalán y vasco. El PP no ha sacado representación ni en el País Vasco ni en Cataluña (solo un diputado de 48) y no ha ganado en ninguna autonomía.

Por eso, el Partido Popular ha perdido más de dos millones y medio de votos en favor de un nuevo partido, VOX, defensor a ultranza de los valores cristianos de la familia, de la unidad de la patria, y la eliminación de las autonomías y gobiernos forales, como los del País Vasco, Catalunya y Navarra y contrario a las políticas europeas actuales. En el ámbito internacional este partido se alinea con los partidos de extrema derecha europeos como Marine Le Pen de Francia, Matteo Salvini de Italia, así como sus análogos en Hungría, Holanda, Gran Bretaña… Es apoyado, asimismo, por organizaciones de católicos muy críticos, si no contrarios, al papa Francisco. VOX ha conseguido el 10,26 por ciento de los votos y 24 diputados. Es la primera vez que tiene representación en el Congreso. VOX, que solo ha conseguido un senador, ha roto la derecha.

Otro partido triunfador ha sido Ciudadanos, un partido liberal de centro, sin credo religioso, partidario ferviente de la economía de mercado y muy contrario a los independentismos y a los privilegios regionales. Su líder, Albert Rivera, de 39 años y de Barcelona, es un político batallador y su formación no ha hecho más que aumentar votos en los pocos años que existe. Hoy tiene implantación en todo el territorio español, y ha sacado el 15,86 por ciento de los votos, es decir que está a poco más de 200.000 votos del Partido Popular, con lo que Rivera se ha proclamado líder de la oposición, prácticamente como si hubiera hecho el “sorpasso” al PP. Sánchez no podrá contar con él.

Otro partido que ha retrocedido ha sido el de extrema izquierda de Podemos, liderado por Pablo Iglesias, de 40 años, cuyos votos se han escapado hacia el PSOE y así podrá condicionar menos al futuro gobierno de Pedro Sánchez. Consiguió el 11,95 por ciento de los votos y perdió 10 diputados, quedándose ahora con 35.

Hay que destacar en estas elecciones la alta participación, que fue del 75,75 por ciento de los votos, casi 10 puntos más que en las anteriores legislativas de 2016. Esto ha favorecido sin duda al partido socialista –muchos de cuyos votantes se habían quedado en casa en anteriores comicios- y a los independentistas que participaban menos en unas elecciones legislativas españolas y esta vez han salido a votar. Los independentistas vascos de Bildu (amigos de los terroristas de ETA) han visto aumentar sus votos por el hundimiento de Podemos, igual que en Cataluña, cuyos votos han ido a engrosar las filas independentistas de Esquerra Republicana. Los independentistas han conseguido en Cataluña un millón y medio de votos, pero con Oriol Junqueras el doble que Carles Puigdemont, rompiendo el equilibro entre los independentistas catalanes.

¿Qué gobierno va tener España?  Indudablemente el gobierno va a estar presidido por Pedro Sánchez, pero necesita 176 escaños que es la mayoría más uno de los diputados del Congreso, pues por lo demás el PSOE tiene mayoría absoluta en el senado. O sea que le faltan 53 escaños. Estos pueden salir 35 de Podemos, pero aún le faltarán 18 que pueden ser de los vascos (6 del PNV) y de los independentistas catalanes (15 de ERC). Albert Rivera, que está pisando los talones del PP, quiere el “sorpasso” y liderar la oposición a Sánchez. Ha anunciado que va a hacer una oposición dura.

Por su parte, Pedro Sánchez quiere hacer un gobierno “socialista y en el marco de la constitución”, dijo anoche. Esto indica que quiere pactar solo la investidura y a los independentistas les dice cuál es su límite: la Constitución. El problema independentista deberá resolverse con el diálogo, según el resultado de estas elecciones. Ya veremos como será este diálogo. De momento, están las elecciones autonómicas, municipales y europeas en España convocadas para el día 25 de mayo. Hasta entonces, las espadas estarán en alto y no habrá pactos, pues tampoco hay tiempo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.