Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

4 mentiras que te están haciendo dependiente (de él o de ella)

HUG
PIXABAY
Comparte

Existen algunas mentiras que han podido incorporarse en tu repertorio de creencias y que, tal vez, se hayan transformado en una búsqueda constante de atención, seguridad y validación

  1. Lo (la) necesito…

Crees que necesitas al otro porque te sientes incapaz de valerte por ti mismo/a y piensas que solo él (o ella) puede llenarte, comprenderte y amarte, creyendo que tu felicidad y seguridad depende de esa persona.

Esto no es real, tú ya no eres un niño que necesite ser atendido. Tienes recursos emocionales, intelectuales y conductuales suficientes para no depender de nadie.

  1. No sé qué quiero…

 Te sientes incapaz de tomar decisiones. Buscas la aprobación del otro, pues tienes un miedo profundo a equivocarte, fracasar o cometer errores. Y terminas anteponiendo sus necesidades a las tuyas, desde tu necesidad de sentirte amado y valorado.

Tú también tienes necesidades, tienes que conectar con ellas y permitirte expresarlas. No juegues a que el otro adivine lo que te pasa, pide lo que necesitas y hazte cargo de satisfacerlo.

Jessica Wissel
  1. Necesito tenerlo todo controlado…

Crees que necesitas tener todo bajo control, pues sientes que la incertidumbre te hace sufrir. Esta es una de las mayores causas de frustración e infelicidad del ser humano.

La vida es impredecible, evoluciona y atraviesa diferentes etapas, igual que las relaciones interpersonales. Vivir, solo por hoy, será un descanso para ti pues mañana no sabes qué puede pasar.

Te puede interesar: El peligro de querer controlarlo todo

  1. Jamás cambiaré…

Has entrenado a tu mente para ver la realidad desde un prisma específico. Por eso, ahora, el cambio te parece imposible.

Ten en cuenta que tu cerebro busca mayor nivel de bienestar con el menor esfuerzo. Por lo que el cambio pasa por un entrenamiento que a su vez requiere compromiso, trabajo, constancia e incorporación de nuevas creencias y hábitos.

Conocerse, amarse y no depender de otras personas, lleva tiempo y trabajo, pues hay que aprender a ver la vida y los hechos desde una nueva perspectiva.

Trátate con dulzura y paciencia, tienes derecho a equivocarte. Si un día vuelves a hacer lo de siempre, no pienses que esto no va a funcionar, no dejes que las mentiras vuelvan a tu cabeza. Permítete la oportunidad de ensayar y aprender.

Te puede interesar: Así se comporta con su pareja el dependiente patológico

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.