¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Recomenzar: ¿debo darle otra oportunidad?

WOMAN
By ShutterDivision | Shutterstock
Comparte

La pareja pasa etapas difíciles. Si uno de los dos flojea y rompe la unión, ¿tengo que perdonar siempre?

La historia de una pareja tiene tantos elementos como un paisaje: altos, llanos, vericuetos, zonas donde descansar, territorios desconocidos… Cuando uno se casa o comienza una relación con otra persona, conoce solamente una parte de ella y será el tiempo el que nos vaya dando información sobre su carácter, su madurez, su temperamento… El paisaje antes soñado o intuido se va haciendo realidad.

Pero puede ocurrir que uno de los dos rompa la baraja. Quizá haya sido la tensión por problemas económicos o las desavenencias de carácter con un miembro de la familia. También puede ocurrir que haya habido una discusión más fuerte de lo normal. O por celos o por envidia o por egoísmo… El caso es que la pareja se parte y él (o ella) decide dejarte.

Pasado un tiempo, la persona recapacita y vuelve para pedir perdón y recomenzar la relación. Y a ti se te plantea entonces la duda: ¿qué hago?, ¿de nuevo me toca volver a entregar mi tiempo y mi vida a este señor (o esta mujer)?, ¿se lo merece?, ¿cómo sé que no volverá a las andadas?

PRZEPRASZAM, DZIĘKUJĘ, PROSZĘ
Shutterstock

La ambición de la mujer

La mujer tiene una gran capacidad de amar y perdonar en la pareja. Su ambición es la de que triunfe la pareja, no ella sola, y esto le hace pasar por alto muchas cosas, porque lo que importa es el fin. Además, piensa en los hijos y por ellos es capaz de dar su vida en la forma que sea mejor.

Perdonar al hombre que ha fallado y pide perdón es una tarea noble, que cuesta pero al final se impone por un bien superior: el amor entre los dos.

El hombre quiere igualmente un amor 10 en la pareja y formar una familia para siempre, aunque lo toma de otro modo: como un reto.

Uno y otro, el del hombre y el de la mujer, son caminos igualmente válidos y expresiones de su modo de ser. En ambos casos, equivocarse y perdonar forma parte de sus capacidades.

El regreso no siempre es el mejor camino

Sin embargo, ¿ha de existir siempre ese perdón y ese dejar que el hombre (o la mujer) vuelva a a la convivencia como si no hubiera pasado nada? Definitivamente no.

Existen dos claves que te ayudarán a discernir si ese hombre que era tu pareja merece seguir estando contigo:

  • Cuando pide perdón de verdad. Reconoce el error y ves que ese reconocimiento es profundo. Es consciente, por ejemplo, de que estuvo con otra persona y te fue infiel; o que apostó todo el dinero que había ganado y lo perdió, y eso os produjo un terrible agujero económico en la casa; o vio que está mal el modo en que te trata porque no se pueden consentir los gritos e insultos que te profirió; o que se da al alcohol o las drogas y eso mina la relación.
  • Cuando muestra que pone los medios para no volver a caer en esa situación. Por ejemplo, es capaz de cambiar de trabajo o de ruta para no volver a establecer ni media palabra con aquella persona con la que te fue infiel. O no para en la cantina al regresar del trabajo, ni siquiera para estar un rato charlando con los colegas. O decide entrar en un programa de desintoxicación.
ADL

Hay una línea roja que no se debe cruzar nunca: la del respeto a la persona. Si lo que él o ella pretende es ir manteniendo la relación de pareja, incluso de sostenerla económicamente de forma desahogada, pero no da su palabra ni se compromete a cortar definitivamente la relación con otras mujeres u hombres, con el alcohol y las drogas o con sus ataques de ira, será mejor que dejes muy claro que no habrá nada más entre vosotros, porque tú no eres un objeto que le puede pertenecer.

Recomenzar es muchas veces pedir perdón, darlo y emprender de nuevo el camino juntos, pero a veces recomenzar es apartarse definitivamente de la persona que te destruye en la pareja y emprender un nuevo camino. No tengas miedo a recuperarte y no dejes pasar el tiempo sin hacer que puedas recomponerte, por dentro y por fuera.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.