Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: no la a psicología del sepulcro, el Señor ha resucitado

Antoine Mekary | ALETEIA | I.MEDIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 21/04/19

En la Vigilia Pascual, “el Señor no vive en la resignación. Ha resucitado, no está allí; no lo busquéis donde nunca lo encontraréis: no es Dios de muertos, sino de vivos” y exclama: “¡No enterréis la esperanza!”.

El papa Francisco bautizó a ocho personas, procedentes de Ecuador, Perú, Italia, Albania e Indonesia, durante la Vigilia Pascual de este Sábado Santo, 20 de abril, que presidió en la basílica vaticana de San Pedro.

El Pontífice en su homilía predicó sobre las piedras que cubren el sepulcro en nuestros días, negando que Jesús está vivo y entre la gente: las piedras del pecado, de la desconfianza, de la falta de esperanza. Así, destacó la Pascua como la fiesta de la remoción de las piedras.

Francisco sostuvo que, a menudo, “la piedra de la desconfianza” es obstáculo de la «esperanza». “Cuando se afianza la idea de que todo va mal y de que, en el peor de los casos, no termina nunca, llegamos a creer con resignación que la muerte es más fuerte que la vida y nos convertimos en personas cínicas y burlonas, portadoras de un nocivo desaliento”.

En su homilía, también predicó sobre “el sepulcro de la esperanza”; un monumento a la insatisfacción: “quejándonos de la vida, hacemos que la vida acabe siendo esclava de las quejas y espiritualmente enferma”.

En este contexto, se abre paso una psicología del sepulcro: “todo termina allí, sin esperanza de salir con vida”. Y aquí entra en juego la pregunta hiriente de la Pascua: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?”.

Instó a responder a esa pregunta con firme resolución: “El Señor no vive en la resignación. Ha resucitado, no está allí; no lo busquéis donde nunca lo encontraréis: no es Dios de muertos, sino de vivos” y exclamó: “¡No enterréis la esperanza!”.

Además, ilustró que también “la piedra del pecado” que “sella el corazón” seduce, «promete cosas fáciles e inmediatas, bienestar y éxito, pero luego deja dentro soledad y muerte”. Además, el pecado es “buscar la vida entre los muertos, el sentido de la vida en las cosas que pasan”.

Francisco recordó a las mujeres que fueron al sepulcro de Jesús y se quedaron asombradas ante la piedra removida. De ahí,  explicó que al igual que a ellas, “preferimos permanecer encogidos en nuestros límites, encerrados en nuestros miedos”.

Y esto “porque es más fácil quedarnos solos en las habitaciones oscuras del corazón que abrirnos al Señor”. Ante esto, “el Señor nos llama a alzarnos, a levantarnos de nuevo con su Palabra, a mirar hacia arriba y a creer que estamos hechos para el Cielo, no para la tierra”.

Francisco también exhortó a mirar como lo hace Dios: “En el pecado, él ve hijos que hay que elevar de nuevo; en la muerte, hermanos para resucitar; en la desolación, corazones para consolar”.

Por otro lado, invitó a levantar la mirada del suelo, dejar el miedo y mirar “a Jesús resucitado” porque su mirada “nos infunde esperanza”, pues  «siempre somos amados y que, a pesar de todos los desastres que podemos hacer, su amor no cambia”.

Además, instó a cumplir la Pascua con Él, es decir, dar el paso: “de la cerrazón a la comunión, de la desolación al consuelo, del miedo a la confianza”.

De lo contrario, se corre el riesgo de vivir “una fe de museo, no la fe de pascua”. Jesús “no es un personaje del pasado” sino “una persona que vive hoy” y que “no se le conoce en los libros de historia” sino que “se le encuentra en la vida”.

“A veces nos dirigimos siempre y únicamente hacia nuestros problemas, que nunca faltan, y acudimos al Señor solo para que nos ayude” y así “entonces no es Jesús el que nos orienta sino nuestras necesidades”.

Francisco asegura que la Pascua nos enseña que el creyente está llamado a caminar al encuentro del que Vive y nos transforme, pues, cuántas veces luego de habernos encontrado con el Señor, “volvemos entre los muertos, vagando dentro de nosotros mismos para desenterrar arrepentimientos, remordimientos, heridas e insatisfacciones”.

El rito comenzó en la noche, 20.30 horas local, con la basílica vaticana en penumbra y con la bendición del fuego, con la que Francisco incidió con un punzón sobre el cirio pascual, grabando una cruz, la primera y la última letra del alfabeto griego -alfa y omega-, y las cifras del año en curso.

Tags:
papa franciscopascuavigilia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.