Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX
home iconCuriosidades
line break icon

El Dueño del Fuego: Una enseñanza de la selva

FIRE

Torpe-(CC BY 2.0)

Macky Arenas - publicado el 21/04/19

Entre las muchas leyendas que guarda el río Orinoco, hay una que nos enseña la prudencia ante las llamas

En el lugar nace el Orinoco, uno de los ríos más grandes y caudalosos del mundo, cuentan los indígenas que vivía el Caimán-Rey con su fea esposa, una enorme rana. El caimán, llamado Babá guardaba, en el fondo de su garganta, un poderoso secreto que ningún otro animal ni ser humano conocía.

Un buen día, una perdiz que andaba extraviada, llegó hasta el interior de la cueva donde Babá y su mujer vivían. Buscaba cañas y pajas y sólo encontró ramas a medio quemar. Pensó que el fuego del cielo había estado en aquella cueva y degustó algunos alimentos tostados que encontró muy sabrosos. De inmediato, fue hasta el colibrí y le contó lo vivido.

Encontraron otro aliado, el Pájaro Bobo y los tres se propusieron averiguar como el caimán y la rana lograban cocinar tan sabrosos manjares. Sigilosos, observaron dentro de la cueva cómo el inmenso caimán abría sus fauces de las que salían lenguetas de fuego que cocinaban en un tris todo lo que había cazado.

COCODRILE
Shutterstock/evenfh

Llegaron a la conclusión de que debían quitar el fuego al caimán y que ello sólo sería posible si lograban que abriera la boca. Resolvieron hacer que se carcajeara y abriera sus fauces. En la noche, todos los animales se reunieron, como era su costumbre, a orillas del Orinoco. Allí conversaban y compartían las incidencias del día.

Una vez allí, Bobo y la perdíz colorada saltaron para hacer reír al caimán, pero no funcionó. Pero no se rindieron. Bobo tomó una pelota de barro y la metió en la boca de la rana cuando ésta bostezó. Hacía tantas muecas temiendo atragantarse, que el episodio provocó las risotadas de Babá. El colibrí, raudo y veloz, se robó el fuego con la punta de sus alitas. Pero, al elevarse, chocó contra una rama y se vino abajo el árbol, reducido a cenizas.

El robo se había consumado, no obstante. El Rey caimán se percató del engaño. También comprendió que el fuego era un bien para la Naturaleza pero que mal utilizado sería causa de grandes males. Acto seguido, junto a su fea rana, se sumergieron en el gran río y desaparecieron para siempre.

Mientras tanto, los tres amigos celebraban el robo del fuego. Pero ningún animal supo aprovecharlo. Sólo los humanos, los aborígenes, que vivían también en la selva, junto al Orinoco, quienes gracias a las brasas que dejó el árbol incendiado, y comprendieron sus peligros pero también su utilidad.

Por haber aportado ese recurso, la tribu nombró “animales protectores” a la perdiz, al pájaro Bobo y al colibrí –también conocido como Tucusito- en gratitud por haberles regalado el don del fuego.-

Tags:
tradicionesvenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.