Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué significa INRI?

Comparte

Las letras se encuentran con frecuencia en la parte superior de los crucifijos y están sacadas de la Biblia

En los primeros tres evangelios de Mateo, Marcos y Lucas, se narra que después de que Jesús es clavado en la cruz, los soldados “colocaron sobre su cabeza el cargo escrito contra él: Este es Jesús, el Rey de los judíos” (Mateo 27,37).

El Evangelio de Juan amplía esta parte particular de la historia de la Pasión de Jesús, explicando que los líderes judíos protestaron contra esta inscripción. Pilato es quien ordena el letrero y se asegura de que esté escrito en varios idiomas para que todos lo lean.

Pilato redactó una inscripción que decía: «Jesús el Nazareno, rey de los judíos», y la hizo poner sobre la cruz. Muchos judíos leyeron esta inscripción, porque el lugar donde Jesús fue crucificado quedaba cerca de la ciudad y la inscripción estaba en hebreo, latín y griego. Los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato: «No escribas: “El rey de los judíos”, sino: “Este ha dicho: Yo soy el rey de los judíos”». Pilato respondió: «Lo escrito, escrito está».

La inscripción que Pilato había escrito está representada en los crucifijos con la abreviatura INRI.

Esto se refiere a la traducción latina del cargo de Pilato, Iesus Nazarenus, Rex Iudaeorum (Jesús el Nazareno, Rey de los judíos). En ocasiones, la primera letra se representa como una “J” en lugar de una “I”, pero en latín son intercambiables.

Dado que la Iglesia Católica se ubicó inicialmente en el Imperio Romano y el latín se convirtió en el idioma “oficial” de la Iglesia Romana, el INRI se vio favorecido sobre las palabras griegas y hebreas de la inscripción.

La abreviatura nos recuerda que la acusación de Pilato, aunque era burlona, ​​es verdadera: Jesús es verdaderamente nuestro rey, el que vino a salvarnos del pecado y la muerte. Su trono es la cruz y desde ella nos gobierna con amor y misericordia. Jesús es el único rey verdadero al que podemos seguir.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.