¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El papa Francisco en el suelo para la conmemoración de la Pasión de Cristo (Vídeo)

Alberto PIZZOLI / POOL / AFP
Pope Francis lies on the ground to pray during a mass for the Celebration of the Lord's Passion on Good Friday at St Peter's basilica, on April 14, 2017 in Vatican. Christians around the world are marking the Holy Week, commemorating the crucifixion of Jesus Christ, leading up to his resurrection on Easter. / AFP PHOTO / POOL / Alberto PIZZOLI
Comparte

El gesto del Pontífice en el Viernes Santo, en el único día del año que no se oficia misa, ni se realiza la consagración. El Predicador pontificio: “En la cruz, Jesús de Nazaret se convierte en el emblema de toda esta humanidad «humillada y ofendida”.  

El papa Francisco presidió el rito de la Pasión del Señor este Viernes Santo, 19 de abril de 2019, en la Basílica Vaticana. 

El Sucesor de Pedro entró en silencio al templo, mientras se escuchó apenas el eco de sus pasos, llegó delante al altar mayor y se postró en el suelo de cuerpo entero. Dos personas ayudaron al Papa latinoamericano de 82 años a tumbarse sobre un tapete, mientras llevaba el peso de los paramentos rojos y de sus zapatos negros ortopédicos. 

Allí, tendido en el suelo, en signo de penitencia, el Papa ha orado en silencio por dos minutos en la nave central. La cruz cubierta del altar mayor estaba tapada con una tela color sangre. 

Los presentes se arrodillaron y, en silencio, cardenales, obispos y fieles rezaron. Luego, de pie Francisco profesó en latín el Reminiscere miserationum tuarum.

El Viernes Santo es el día en que la Iglesia conmemora la pasión y la muerte de Jesucristo en la cruz. En este día Jesús entregó su cuerpo y derramó su sangre por el perdón de los pecados y para la salvación de los hombres. Los presentes en la Basílica Vaticana escucharon la narración bíblica de la Pasión y la Crucifixión. Hoy la Iglesia no celebra la Eucaristía y ningún sacramento, solo la Unción de los Enfermos y de la Reconciliación.  

Francisco siguió las lecturas y como todos los presentes se arrodilló por largo tiempo en el momento de la narración de la muerte de Cristo en la colina del Gólgota. 

La homilía fue pronunciada por el religioso Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia y se centró en Jesús “despreciado y rechazado por los hombres”.  

“En la cruz, Jesús de Nazaret se convierte en el emblema de toda esta humanidad «humillada y ofendida”, dijo el predicador pontificio. 

Asimismo, recordó que Jesús fue una inspiración para Martin Luther King,  a través del escritor y teólogo afro-americano, Howard Thurman, que lo consideraba su maestro de la lucha no violenta por los derechos civiles.

“Este no es el único significado de la pasión y muerte de Cristo y ni siquiera el más importante. El significado más profundo no es el social, sino el espiritual y místico. Aquella muerte redimió al mundo del pecado, llevó el amor de Dios al punto más lejano y más oscuro en el que la humanidad se había metido en su huida de él, es decir, en la muerte”, dijo Cantalamessa, fraile capuchino.

Por la noche, el papa Francisco presidirá desde la colina del Palatino, que se encuentra frente al anfiteatro Flavio, el Coliseo romano, el tradicional Vía Crucis.

Esa ceremonia fue instaurada en 1741 por el papa Benedicto XIV y, tras décadas de olvido, volvió a celebrarse en 1925. Luego el Papa Pablo VI ha querido volver a celebrar en el Coliseo el rito en memoria de la persecución a los primeros cristianos. 

Este año, Francisco ha confiado la preparación de los textos para el Via Crucis del Viernes Santo en el Coliseo a Sor Eugenia Bonetti, misionera de la Consolata y presidente de la Asociación “Slaves no more”.  El sufrimiento de tantas personas, víctimas de la trata de seres humanos, será parte central de las meditaciones. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.