Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: ¡Hay que reconstruir la catedral de Notre-Dame!

NOTRE DAME;
Antoine Mekary-ALETEIA-Nani Arrufat
Comparte

La gente oraba y cantaba en las calles de París, mientras 500 bomberos trabajaban para apagar el incendio

El papa Francisco expresó sus mejores votos para que la catedral de Notre-Dame  vuelva a “convertirse, gracias a los trabajos de reconstrucción y a la movilización de todos, en este hermoso tesoro en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la edificaron, iglesia madre de su diócesis,  patrimonio arquitectónico y espiritual de París, de Francia y de la humanidad”.

Lo escribió en un mensaje enviado este martes 16 de abril de 2019, al arzobispo de París, monseñor Michel Aupetit a raíz del incendio propagado este lunes en la tarde en Notre-Dame que ha devastado buena parte de la histórica catedral de estilo gótico, construida hace 856 años.

En su misiva elogió “el valor y el trabajo” de cerca de 500 “bomberos que intervinieron para circunscribir el fuego” y quienes lograron controlar las llamas, mientras miles de personas se reunían en los alrededores para orar o entonar cantos religiosos.

Por otro lado, Francisco dirigió un saludo a todo el pueblo francés, usando su cuenta en Twitter: “Hoy nos unimos en oración al pueblo francés, mientras esperamos que el dolor por los graves daños se transforme en esperanza mediante la reconstrucción. Santa María, Nuestra Señora, ruega por nosotros. #NotreDame”

Asimismo, aseguró al arzobispo de París, “me uno a su tristeza, así como a la de los fieles de su diócesis, a de los habitantes de París y a la de todos los franceses. En estos Días Santos, donde recordamos la pasión de Jesús, su muerte y su resurrección, les aseguro mi cercanía espiritual y mi oración”. 

“Esta catástrofe ha dañado gravemente un edificio histórico. Pero soy consciente de que también ha afectado a un símbolo nacional muy amado por los parisinos y por los franceses sean cuales sean sus creencias”. 

El incendio comenzó cerca de las 18:30, hora local local y velozmente alcanzó el techo de la catedral. Las llamas destrozaron vitrales, estructuras de madera y produjeron el colapso de la torre en forma de aguja emblemática del templo.

Además, definió, Notre-Dame como una “joya arquitectónica de una memoria colectiva, el lugar de encuentro de muchos eventos importantes, el testimonio de la fe y de la oración de los católicos en el seno de la ciudad”. 

Al final, transmitió de “todo corazón la bendición apostólica, así como a los obispos de Francia y a los fieles de su diócesis”, e invocó “la bendición de Dios para los habitantes de París y para todos los franceses”.

Los parisinos lloran por la tragedia, la política ha acompañado el dolor de la nación, como lo manifestó el presidente Emmanuel Macron, quien esta noche debía anunciar grandes reformas en vivo por televisión. Y ante la situación, en medio de la emoción, ha dado un mensaje de esperanza dirigido a los ciudadanos: “Vamos a reconstruirla todos juntos”.

https://twitter.com/Arywaldir/status/1117847635946172416

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.