Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“Dios nos ayude… o nadie lo hará”: La bellísima oración de Esmeralda en Notre Dame

Comparte

El trágico incendio que ha devastado la catedral de Notre Dame fue anticipado por la versión Disney del clásico de Victor Hugo

El trágico incendio que ha devastado la catedral de Notre Dame fue anticipado por la versión Disney de El Jorobado de Notre Dame, una película para niños pero de una profundidad espiritual sorprendente. Baste recordar la tremebunda escena del descenso de Frollo a los infiernos de su propia lujuria, o el triste relato de la muerte de la madre de Quasimodo.

Pero sin duda, la más bella y más sorprendente es la de la oración de la gitana Esmeralda ante la Virgen de Notre Dame pidiendo clemencia para su pueblo. Una oración que vuelve con fuerza en medio de los rescoldos humeantes de la catedral, cuyo fuego ha sido dado ya oficialmente como extinguido. Porque lo que ha ardido no es sólo una joya del gótico, es un símbolo espiritual de esa Francia que había sobrevivido a las revoluciones, a la persecución religiosa y a dos guerras mundiales. Un hogar en el que Quasimodo, los gitanos y los humildes se sentían a salvo…

Esmeralda:
No sé si podrás oirme.
No sé si estás ahí.
Mi oración es tan humilde,
¿Cómo hablarte a Ti?
Pero tienes cara humana,
De sangre, llanto y luz…
Sí, soy sólo una gitana,
Mas proscrito fuiste Tú…
Que Dios ayude, con su piedad
A los proscritos, en su soledad…
Toda mi gente, ¿en quién confiará…?
Dios nos ayude… o nadie lo hará…

Coro :
Yo pido fe. Y yo poder.
Yo pido gloria, fama y saber.
(Yo pido amor) Y yo salud.
Yo pido a Dios sólo que me bendiga…

Esmeralda:
No pido nada, sólo seguir…
Pero hay quien no puede, apenas vivir…
Dale a mi pueblo, Tu Bendición…
Guarda a esos hijos, en Tu Corazón…
También mis gentes… son hijos de, Dios…

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.