Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconEstilo de vida
line break icon

“Mi hijo es muy inquieto": Educar en el respeto a las reglas

little boy, dirty,

Shutterstock

BenEssere - Aleteia Italiano - publicado el 11/04/19

Los niños, sobre todo desde los primeros años de vida hasta los 9, están llenos de energía, siempre en movimiento y descubriendo el mundo. Pero ¿cuál es el límite entre una actitud infantil normal y una patología real?

Soy una mamá de dos espléndidos niños de 4 y 6 años, Ginevra y Marco, y pronto llegará también Chiara. Últimamente Marco tanto en casa como en la escuela ha empezado a estar siempre agitado, no se está quieto y pide constantemente atención u objetos que parecen no ser suficientes. Siempre ha sido un niño despierto, pero se vuelto muy inquieto y las maestras dicen que es hiperactivo… ¿me debo preocupar? Mi marido y yo no sabemos ya qué hacer. Para nosotros es nuestra pequeña peste, pero nos hemos empezado a preocupar por que esté experimentando un malestar. ¿Nos puede ayudar a entender qué hacer?

Las pequeñas pestes preocupan y cansan a muchos padres que a menudo no saben qué hacer, precisamente como Francesca y su marido.

Padres y educadores describen a estos  niños como «los niños demasiado», demasiado inquietos, demasiado ruidosos, demasiado agitados, con demasiadas exigencias de atención, juegos y comida.

También Marco en las palabras de la madre es descrito como un niño «demasiado inquieto», pero ¿detrás de la excesiva inquietud o las numerosas exigencias de los niños se oculta algo?


BABY

Te puede interesar:
Apuesta por sacar lo mejor de tu hijo

Los niños, sobre todo desde los primeros años de vida hasta los 9, están llenos de energía, siempre en movimiento y descubriendo el mundo, sienten curiosidad por sus coetáneos y adultos y exploran activamente la casa, la clase y los ambientes nuevos: es durante estos años que se construyen las bases de la subjetividad del pequeño.

Los niños hiperactivos no dejan de moverse; no logran mantenerse concentrados; no escuchan; molestan en clase creando a menudo situaciones peligrosas para sí mismos y para los compañeros; no logran desarrollar relaciones de amistad y no respetan a los adultos de referencia (educadores, profesores, etc.).

La inquietud con el tiempo puede regularse y orientarse, el niño hiperactivo es, en cambio, a menudo incapaz de crear vínculos y de interesarse por el contexto social.

Es necesario, por lo tanto, saber discriminar entre una inquietud normal, típica de la infancia, y la hiperactividad real.


ADHD

Te puede interesar:
TDAH: Inquieto no es igual que hiperactivo

Los niños de hoy están, además, inmersos en un mundo lleno de estímulos, por lo tanto, su inquietud puede ser tanto la respuesta a un exceso de estímulos ambientales como una exigencia de atención.

En el caso de Marco, por ejemplo, la llegada de una nueva hermanita puede conllevar miedo a perder el amor de mamá y del papá.

Dedicarle un tiempo podría tranquilizarlo y ser una oportunidad para crear nuevos momentos únicos y singulares para toda o para parte de la familia.

Cuando los pequeños se vuelven pequeñas pestes y vuelven locos a los padres para llamarles la atención, puede ser útil encontrar actividades para hacer juntos.


OJCIEC Z SYNEM

Te puede interesar:
13 actividades para que padres e hijos disfruten juntos

Como se lee en la carta de Francesca, además, el pequeño Marco pide con insistencia objetos que, por lo que parece, no le son suficientes.

A menudo, de hecho, las peticiones no tienen que ver mucho con la posibilidad de tener este u otro juguete, sino a la necesidad de ocupar un lugar especial en el corazón de la mamá y el papá, los cuales deben también estar dispuestos a establecer ciertos límites y reglas con convicción y decisión.

Los comportamientos de un niño particularmente exuberante ponen a prueba la capacidad de los padres de imponer límites: puede ser difícil y cansado decir «no» o «basta», pero para las madres y los padres de hoy es un desafío muy importante.

También porque tanto los hiperactivos como los inquietos se enfrentan con los límites, pero si los primeros a menudo los desafían y no los aceptan, los segundos en cambio pueden reconocerlos y llegar a comprender que no siempre es posible hacer todo lo que se quiere.

En ese sentido, los padres también pueden ofrecer un modelo: a través de las palabras y comportamientos, comunican que saben hacerse con las reglas.


EDUCATION

Te puede interesar:
Para educar, también en Internet, decídete a poner reglas

ADHD
Shutterstock-Suzanne Tucker
El «Trastorno por déficit de atención e hiperactividad – TDAH» es una psicopatología que se manifiesta con la desatención, la impulsividad y la hiperactividad.
Además, los pequeños tienen dificultad en mantener la atención en una tarea o un juego, en controlar el impulso al actuar, en regular en general el nivel de actividad. También, la manifestación de los síntomas debe preceder los 7 años de edad.

Es importante evitar…

El uso equivocado del término hiperactividad, hoy difundido y presente en fórmulas como «el niño es hiperactivo». A veces usado también por las mismas profesoras, corre el riesgo de provocar exclusivamente gran preocupación y confusión en los padres y etiquetar al pequeño.

Asociación Pollicino y del Centro de Crisis Parental de Onlus. info@pollicinoonlus.ithttp://www.pollicinoonlus.it
Número Verde: 800/64.46.22

Para mayor información y abonarse a la revista “BenEssere”

Por Giulia Colò, psicóloga, miembro del Equipo de la Asociación Pollicino y del Centro de Crisis Parental de Onlus.

Tags:
educaciónhiperactividadniñospaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.