¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cómo cuidar los 4 pilares que sustentan tu vida

HAMMOCK,SUMMER,RELAX
Comparte

Tener paz no es fácil de conseguir en pleno ajetreo, pero aquí tienes pautas que te ayudarán a lograrlo

Seguro que cada año, en ciertos momentos, te planteas una “puesta a punto”. Unas veces puede ser el 1 de enero, otra con las vacaciones de verano… Otro momento ideal para reequilibrarse es la llegada de la primavera. En cierto modo, es el curso de las estaciones del año el que nos invita a recomenzar.

Todos queremos estar mejor, pero a veces no sabemos por dónde empezar y van pasando los días y las semanas y seguimos estando en la casilla de salida.

Por eso es bueno seguir algún método, aunque no confiemos tanto en él como para pensar que es el perfecto y definitivo. Sencillamente se trata de conocer unas pautas y encontrar un camino  trazado, que nosotros debemos recorrer.

Paz Calap es la autora del libro Quiero paz (ed. Alienta), que acaba de salir publicado. En él propone un curso de 8 semanas para descubrir lo que somos capaces de hacer con nosotros mismos y alcanzar la calma.

Para que ocurra esto, que tengamos esa serenidad y recuperemos la alegría, es necesario conocer cómo somos. A eso lo denomina Caralp los 4 pilares que sustentan nuestra vida. Y hace referencia a la tradición oriental, que nos compara de forma metafórica con un carruaje.

De qué consta el carruaje:

  1. La carroza es el cuerpo físico

“Debe estar cuidada, bonita, limpia, tener buen aspecto y transmitir confianza”, explica Caralp. Eso implica un cuerpo sano y equilibrado, “sin exceso o falta de peso”.

JAKIE SPORTY UPRAWIAĆ W CIĄŻY

Para que esto ocurra, es imprescindible que mantengamos unos hábitos saludables a diario. “Si tienes un cuerpo contaminado (alcohol, droga, exceso de comida) o descuidado (sedentarismo, falta de higiene) tus pensamientos serán negativos y contaminantes”, dice la experta.

Hábito 1: alimentación consciente. Caralp recomienda alcalinizar el cuerpo de buena mañana con alimentos como el limón, el aguacate, el jenjibre o el ajo.

Hábito 2: muévete. Como mínimo camina a diario. ¡Incluso los jugadores de ajedrez hacen 3 o 4 horas de ejercicio físico! Eso les permite oxigenarse y mantener la atención.

Hábito 3: estira tu cuerpo. Al menos dos minutos después de levantarte y otros dos minutos antes de acostarte.

WOMAN
Shutterstock/Andrey_Popov

Hábito 4: duerme 8 horas. Para Caralp, es una “prioridad absoluta”.

2. Los caballos son las emociones

“Es importante que trabajes en tener un sistema emocional fuerte y potente -afirma Caralp- para dirigir con seguridad tu vida”.

YOUNG, COUPLE, LOVE
Syda Productions | Shutterstock

Hay que tener en cuenta, en torno a este aspecto, realidad tan conocidas pero a veces poco practicadas como que nosotros somos los protagonistas de nuestras vidas. No se pueden ignorar, negar o reprimir emociones sino que debemos canalizarlas.

Caralp recuerda que decir un “no pasa nada, ya me pasará” es perjudicial “y puede generarte malestar físico y enfermedades”.

Pero en el otro lado de la balanza podría estar la actitud igualmente mala de dejarse llevar por las emociones. Así, un día amanece gris y todo es gris y el día siguiente amanece con una buena noticia en la radio y todo es rosa. Tampoco se trata de eso.

¿Qué hacer con las emociones entonces? Caralp propone seguir la lección de un gran maestro, Viktor Frankl, autor de El hombre en busca de sentido.

Te puede interesar:
El hombre en busca de sentido

Él ha dejado escrito: “Entre estímulo y respuesta, el ser humano siempre tiene la capacidad de crear una distancia y elegir cuál es la respuesta más adecuada”.

3. El cochero son los pensamientos, la mente

“Es importante que seas muy consciente de los pensamientos que estás creando y cambiarlos si es necesario”, afirma Caralp.

YOUNG,WOMAN,THINKING
Shutterstock

Eso nos ayudará a desbloquear situaciones o temporadas malas. Crearemos buenos hábitos si aprendemos a dirigir nuestros pensamientos y orientarlos a lo que más nos conviene.

4. El pasajero es el ser profundo, el guía interior

“Eres tú el que ha de dar indicaciones al cochero para que sepa adónde ir”, dice Caralp.

WOMAN,THINKING
Shutterstock

A partir del conocimiento de estos pilares, cada persona puede aplicarse en el aspecto en el que le resulte más urgente moverse. Y puede contar (si no, sería un orgulloso) con el aprendizaje de otros, que nos van dando respuestas en la vida a los grandes interrogantes. Esos grandes interrogantes no vamos a poder responderlos por nosotros mismos aunque en nuestro interior existe esa pequeña semilla que nos lleva al ansia de felicidad y de conocimiento del amor.

Para quien tiene creencias religiosas, trabajar esos cuatro pilares es una plataforma espléndida para conectar con lo sobrenatural, para hacer oración y para tomar la vida con una mejor actitud.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.