Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La ciencia muestra que los abrazos diarios pueden curar el mal humor

HUGGING
Shutterstock
Comparte

Ser abrazado en algún momento del día impide que nuestro buen humor desaparezca completamente

¿Has recibido un abrazo hoy? Si no, recurre a la persona amada, a un amigo o a un miembro de la familia y dale un abrazo, porque hasta la ciencia dice que abrazar hace mucho bien.

Un nuevo estudio de la Carnegie Mellon University descubrió que los abrazos nos protegen de los efectos de un mal humor después de una discusión o de conflictos y pueden realmente llevar a una mejor salud y mejoría en la relación.

Para este estudio, los autores analizaron datos de 404 hombres y mujeres con edades de entre 21 y 55 años, todos con buena salud en general, del área de Pittsburgh. Solo un cuarto de los individuos estaban casados.

Fueron entrevistados todas las noches durante dos semanas sobre sus interacciones con los otros cada día. Describieron actividades sociales, conflictos, resoluciones y, claro, abrazos.

Los voluntarios también fueron cuestionados sobre su humor y cualquier cambio a lo largo del día. Investigaciones anteriores mostraron los beneficios de los abrazos, pero estaban enfocadas en las relaciones románticas. Este nuevo trabajo analizó el poder de abrazar entre varios círculos sociales.

Los investigadores descubrieron que las personas que recibieron un abrazo el mismo día que vivieron un conflicto con otra persona mostraron una menor disminución en las emociones positivas y un menor aumento en las emociones negativas en comparación con los individuos que no fueron abrazados.

Entonces, ser abrazado en algún momento del día parece evitar que el buen humor disminuya completamente. Ayuda también a superar el fastidio o resentimiento. Los abrazos ayudaron a reducir el mal humor en los participantes durante el día siguiente también.

“Esta investigación está en sus etapas iniciales. Aunque temos dudas sobre cuándo, cómo y para quién los abrazos son más útiles”, dice Michael Murphy, uno de los coautores del estudio. “Sin embargo, nuestro estudio sugiere que los abrazos consensuados pueden ser útiles para demostrar apoyo a alguien que esté en una relación duradera”.

Los investigadores también dicen que las personas que se consideran seguras tienen mejor salud general y relaciones más fuertes.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.