Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Desaguadero, otra frontera latinoamericana “ávida de misericordia”

DESAGUADERO
Shutterstock-astudio
Comparte

El crimen organizado y narcotráfico, los principales desafíos en zonas fronterizas entre Perú y Bolivia

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Se acordaron operaciones binacionales simultáneas para prevenir y combatir el delito común en varias facetas que hay en puntos fronterizos”.

Estas palabras pertenecen al subcomandante de la Policía de Bolivia, Wiler Andrade, quien en diálogo con La Razón hizo referencia a la reunión que se realizó entre la Policía de Perú y Bolivia -en el marco de la VI Reunión de Jefes Policiales de zonas de frontera- para tratar temas de seguridad en diverso en zonas que merecen respuestas.

Y este es el caso de las fronteras, al igual que sucede en otros puntos de América Latina, lugares donde las actividades ilícitas suelen cobrar protagonismo en detrimento del desarrollo social y económico de los locales.,

“En este encuentro los jefes policiales diseñaron estrategias que refuerza los lazos de amistad como también, la hermandad para reforzar un trabajo común como la lucha contra el crimen organizado y los delitos conexos”, prosiguió el representante policial.

 

 

Ente otras cuestiones, el encuentro giró en torno de diversos temas como robos de vehículos y más controles, además del intercambio de información para la lucha contra la trata de personas, el contrabando, narcotráfico, entre otros, a lo largo de los más de 1000 kilómetros terrestres que hacen de límites entre ambos países.

 

 

Encuentro en Desaguadero 

La reunión entre las fuerzas de ambos países se realizó en la población fronteriza de Desaguadero, otro lugar que por lo general pasa desapercibido en el mapa regional y continental, por ende, otra de las tantas “fronteras ávidas de misericordia” de América Latina.

 

 

Se trata de una pequeña localidad un tanto “desordenada” en cuanto al tránsito de personas y vehículos que une a ambos países a través de un puente que cruza el lago Titicaca. En el lado boliviano Desaguadero se encuentra dentro de la Provincia de Ingavi (Departamento de La Paz), mientras que del lado peruano abarca la Provincia de Chucuito (Departamento de Puno).

En los últimos meses también se tomaron medidas de parte de ambos gobiernos para agilizar los controles migratorios y llevar un poco de orden al lugar.

 

Debido a sus características fronterizas en esta zona abundan las actividades comerciales, pero también las delictivas como el contrabando. Al mismo tiempo, en la zona se ha construido también un embalse con el fin de regular tanto las aguas del río Desaguadero como el Titicaca.

Es por todo esto que se trata de un lugar donde lo recomendable es tomar precauciones si se pasa como turista o se está de paso. Hasta aquí Desaguadero, otro lugar que merece más visualización, y respuesta para mejor calidad de vida y desarrollo.  Por ende, una mirada más aguda de parte de las autoridades competentes para no olvidar a gente que a veces queda estigmatizada por vivir en regiones donde ilegal suele cobrar protagonismo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.