¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Por qué todo el mundo debería visitar la catedral de Chartres (Francia)

CHARTRES CATHEDRAL
Comparte

Orson Welles la llamó "la principal obra del hombre tal vez en todo el mundo occidental"

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La catedral de Chartres aún se encuentra tanto en la ruta de los peregrinos como en la ruta turística, lo que significa que no recibe la atención que debería. La mejor introducción es el Episodio 2 del primero y, probablemente, el mejor programa de arte televisivo jamás emitido. Ver a Sir Kenneth Clark en Civilization (1969) es enamorarse de un edificio que también impresionó al estadounidense de múltiples talentos, Orson Welles. Lo llamó “El principal trabajo del hombre, quizás en todo el mundo occidental”.

En esto, no estaba en desacuerdo con Sir Kenneth y su marcial acento británico. De pie a una distancia de la catedral, con acres de prados llenos de flores en medio, Clark hablaba sobre “nuestra creencia de que Dios puede ser abordado a través de la belleza”.

 

Poco ha cambiado en Chartres desde los siglos desde que se construyó, alrededor del año 1200 d. C. Para ser precisos, se reconstruyó en ese momento, ya que hubo varias catedrales en el mismo sitio desde el siglo siglo IX. Después de los incendios y los ataques vikingos que habían destruido los edificios anteriores, el actual se inició en 1194 y los trabajos continuaron hasta el siglo XIII. La consagración no fue hasta 1260, en presencia del rey Luis IX, un raro ejemplo de rey santo canonizado.

Desde entonces ha sobrevivido a los incendios, las guerras de religión, la Revolución Francesa y la Segunda Guerra Mundial. La catedral fue salvada por un estadounidense, el Coronel Welborn B. Griffith Jr. En la recomendación por su póstuma Cruz de Servicio Distinguido se dijo que: “por su propia seguridad, el Coronel Griffith, acompañado por un soldado, registró la catedral y descubrió que no había tropas enemigas dentro, ordenando el cese del fuego. Continuando con su inspección de las posiciones periféricas al norte de la ciudad, de repente se encontró con alrededor de quince enemigos”.

Su muerte heroica todavía es conmemorada por la gente de Chartres. Sin él, todo lo que habría quedado sería el vitral. Este ha sido siempre la mayor gloria de la catedral y se retiró en 1939 antes de que los alemanes invadieran Francia. Es un superviviente asombroso. La mayoría de las vidrieras son de los siglos XII y XIII, lo que las convierte en el grupo completo más antiguo que existe.

La gama completa de la vida medieval está representada en los colores y diseños más impresionantes. Hay de todo, desde historias del evangelio para educar a los iletrados acerca de la vida de Jesús, a imágenes de artesanías locales como la fabricación de barriles, ya que los patrocinadores de algunas ventanas pertenecían a la comunidad empresarial local.

El más grande de todos los enormes rosetones es el que mira hacia el oeste. Oportunamente, la dirección del sol poniente se ha utilizado para representar el Día del Juicio, con Cristo Soberano en el centro de la ventana. Las escenas de este evento en vitrales tienen algunas imágenes desgarradoras de cómo sería la condenación.

No obstante, no fueron las impresionantes vidrieras las que hicieron de Chartres uno de los lugares de peregrinación más importantes de la Edad Media. Fue, en cambio, era algo mucho menos vistoso. La Sancta Camisa, un traje o velo usado por la Virgen María, supuestamente fue llevado a la catedral en el siglo IX y ha atraído peregrinos desde entonces. A diferencia de la Sábana Santa de Turín, las técnicas de datación han sido unánimes: el análisis científico indica que es del siglo I d.C.

Las glorias del interior de la catedral de Chartres se combinan con las maravillas del exterior. Este fue el edificio que marcó el estilo de la arquitectura gótica. Sigue siendo el mejor ejemplo de lo que entonces era una nueva forma de construir. Es uno de los mejores ejemplos de armonía en proporción, un arte tan apreciado en la Edad Media como en la antigüedad clásica. La presencia de Pitágoras entre las esculturas externas confirma la importancia de las matemáticas.

Las esculturas son otro de los atractivos de la catedral, con su variedad de gracia, encanto y originalidad. Tan impresionante fue el exterior del edificio, que ha atraído la atención de muchos artistas. Dos de los más destacados fueron el pintor judío Chaim Soutine y el católico Jean-Baptiste-Camille Corot.

A pesar de haber sobrevivido a todas las calamidades de la historia europea durante 800 años, hay un aspecto de Chartres que a menudo se denomina su “destrucción” o “profanación” contemporáneas. El reciente repintado del interior ha causado considerable malestar. Por un lado están los que prefieren el interior sombrío y misterioso del pasado. Por el otro lado están aquellos que intentan recrear el aspecto fresco y de color claro, más un poco de mármol falso, con el que empezaron las elevadas paredes.

Quizás, deberíamos sencillamente estar agradecidos de que exista esta obra maestra anónima de la arquitectura, principalmente gracias a un texano de 43 años.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.