Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 05 agosto |
San Juan-Bautista María Vianney
home iconActualidad
line break icon

Colombia: 5.000 familias podrán cumplir el sueño de tener una casa digna

BARRANQUILLA

pastoralsocialbaq.org

Vicente Silva Vargas - Aleteia Colombia - publicado el 01/04/19

Vivían en condiciones deplorables y ahora, gracias a un programa de solidaridad de la Diócesis de Barranquilla, Colombia, sus casas son dignas y presentables

Miles de familias del departamento de Atlántico, en el Caribe colombiano, han cumplido su sueño de tener una casa digna gracias al novedoso Programa de Mejoramiento de Pisos y Vivienda de la Arquidiócesis de Barranquilla. La meta es llegar a cinco mil familias beneficiadas en julio de 2019.

Muchas de estas casas fueron levantadas en terrenos de invasión y sus habitantes estaban acostumbrados a vivir en medio del polvo que levanta la brisa o el barro cuando llueve. También eran comunes las gripes o infecciones, especialmente en los niños y todo porque las viviendas no tenían pisos de cemento.

Esa situación ha ido cambiando para muchas familias que se han beneficiado con este programa liderado por la Pastoral Social de la Iglesia. La iniciativa consiste en llevarles a familias pobres la posibilidad de dignificar sus vidas, a través de la elaboración de pisos en cemento y la intervención de otras áreas de sus viviendas.

“Para hacer parte del programa, las familias deben cumplir tres requisitos: tener casa propia, no estar en sitios de alto riesgo y que los pisos sean de arena”, explicó Danilo Gómez, laico comprometido y subdirector de la Pastoral. Otro de los elementos clave es su inclusión, “por eso —señaló en entrevista con Aleteia— la religión no es un requisito y de hecho, son muchas las familias no católicas que se han beneficiado y hoy tienen un piso de concreto”.

Si bien la iniciativa hoy está consolidada, al comienzo hubo muchas dificultades asociadas a los altos costos y la poca ayuda inicial que recibió. “Pensábamos que nos iban a apoyar masivamente pero nos cerraron muchas puertas y hasta decían que la gente no necesitaba pisos y tenían otras prioridades. Sin embargo, la historia nos mostró una situación diferente”, agregó Gómez.

Los testimonios de los beneficiados demuestra que tener pisos que no sean de tierra o arena dignifica a las familias. “Yo pensaba que me iba a morir y no iba a ver mi casa con un pisito de cemento digno”, dijo una de las madres cabeza de familia al recibir la bendición de su vivienda.

Otro caso que Danilo recuerda con gran cariño es el de una familia cuya vivienda estaba construida en un terreno empinado y con muchas piedras, lo que representaba un gran problema para uno de los niños con síndrome de Down. “Se le dificultaba mucho gatear sobre arena y piedras, pero una vez tuvo su piso, el niño empezó a correr y jugar y se mostraba muy feliz”, cuenta este hombre que ha dedicado los últimos quince años a trabajar en actividades sociales de la Iglesia.

Más fotos aquí (hacer click en galería): 

Cómo funciona el programa

Todo se organiza a través de la red de parroquias de los 23 municipios del Atlántico, una pequeña región bordeada por el mar Caribe y el río Magdalena, en el norte de Colombia. Por eso la primera puerta que tocan cuando van a un municipio es la del sacerdote. Luego, los encargados se reúnen con los comités de Pastoral Social, que por conocer su entorno y los cinturones de miseria de las parroquias, identifican a las familias necesitadas.

A los pocos días un arquitecto visita las viviendas preseleccionadas para definir si cumplen las tres condiciones exigidas. Una vez se escogen las familias se realiza una reunión de información y más adelante se les capacita técnicamente para que aprendan a construir un buen piso. Cada familia recibe doce bolsas de cemento y como contrapartida, debe aportar la mano de obra, es decir, el trabajo de albañilería. La gran mayoría realiza esta actividad directamente porque al menos uno de sus miembros trabaja como obrero de la construcción y otras tienen la posibilidad de contratar a un experto en el oficio.

Una vez terminada la construcción —como si fuera una gran fiesta comunitaria— se organiza la jornada de bendición de las viviendas intervenidas. En uno de estos emotivos encuentros en el pueblo de Baranoa, monseñor Pablo Salas, arzobispo de Barranquilla, dijo que es muy satisfactorio “poder contribuir a que muchas familias mejoren sus viviendas, dignifiquen sus condiciones humanas y fortalezcan sus lazos de amistado con los vecinos a través de algo tan elemental como tener un buen piso de sus casas”.

Desde 2013, cuando nació, la iniciativa ha ido creciendo gracias al apoyo de prelados como el hoy cardenal primado Rubén Salazar, otros obispos y párrocos entusiastas. En apenas cinco años el alcance del Programa de Mejoramiento de Pisos ha sido muy significativo ya que 50 de las 154 parroquias de la región están adscritas a él.

Los sacerdotes, acompañados por movimientos y apostolados parroquiales, también impulsan otras actividades para recolectar fondos y patrocinios que permitan continuar con esta tarea. Uno de los principales aliados es Cementos Argos, una multinacional colombiana especializada en la industria de la construcción y que desde un comienzo ha donado la mayor parte de la materia prima.

Danilo Gómez sostiene que la tarea apenas está comenzando porque son millares las familias de su departamento que esperan una mano amiga porque viven en condiciones deplorables e indignas para un ser humano. Por esa razón, pide el apoyo de “las personas de buen corazón para hacer realidad la meta de la Arquidiócesis de llegar a cinco mil pisos a mediados de 2019”.

Tags:
casacolombia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
3
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
4
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
5
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
6
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
7
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.