Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cómo aprender a quererme por lo que soy, y no por lo que hago?

Lis Bokt-CC

María del Castillo - publicado el 29/03/19

"Hacerse como un niño" es una fórmula válida también para el bienestar emocional

Al principio, no era así. No hacías absolutamente nada para recibir amor, no tenías capacidad para pedirlo o expresarlo, y aun así lo recibías. ¿En qué momento crees que esto cambió? ¿Por qué aprendiste a definirte por tus actos y no por lo que eres?

Vivimos en una cultura impregnada por este paradigma: “soy lo que hago”. Esto se traduce en: soy mi profesión, soy mis actos, soy lo que pienso, soy mi imagen, soy lo que siento, etc.

Un “soy” que nos esclaviza, porque se ha adaptado a lo que los demás esperaban de mí. No son actos libres, sino que son realizados a cambio de un amor que espero recibir.

Sin embargo, la prisión del “soy lo que hago” está muy naturalizada hoy en día. Por un lado, transmite una imagen de mí que hace que los demás me quieran: imagen fortaleza, perfección, control. Por otro lado, también puede ocurrir que nos hayamos forjado una imagen que genere barreras de protección con los demás: una fachada de rebeldía, una imagen intimidante, etc. Ambas actitudes son una lucha por conseguir ese amor gratuito (del que gozábamos en nuestra infancia) a través de la autoexigencia, el perfeccionismo, etc.

Es difícil romper con este esquema (ser=hacer), pues constantemente a lo largo de nuestra vida somos puntuados con notas, halagos o desprecios, aumentos de sueldo, aplausos, y todo tipo de reacciones externas que confirman o desmienten el amor de los demás a nuestra persona, según cómo actuamos.

Se trata de un “ser” que nos etiqueta: “soy el mejor en mi trabajo”. Como consecuencia, entendemos que no podemos bajar el listón: “Si dejo de ser el mejor en mi trabajo, dejarán de quererme como lo hacen”. El amor, por tanto, no es gratuito, sino que hay que ganarlo, y finalmente se termina cayendo en la dependencia del afecto de los demás.

Algunas consecuencias de este esquema (ser=hacer) son estas:

  • Se actúa para recibir reconocimiento y aprobación de los demás.
  • No permite el cambio de las personas: también etiquetamos negativamente a las personas por lo que hacen y nos cuesta creer en su evolución cuando deciden cambiar.
  • Es insaciable: el amor que llena es el amor incondicional. Nunca nos colmará un amor lleno de condiciones.
  • Crea ansiedad, tristeza, impotencia y frustración.

Cómo romper con esta inercia:

  • Pregúntate para qué haces lo que haces y qué esperas recibir a cambio.
  • Acéptate y ámate también los días en los que no estás a la altura de las etiquetas que te han puesto: buen hijo, buena madre, buen empleado… Los días que no estás al 100% también eres digno de ser amado.
  • Pide a tus familiares y amigos que te expresen su amor confirmando que no necesitas hacer nada para que te quieran.
Tags:
amorautoestima
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.