Aleteia

Los «Lamed Wufniks», los justos que salvan el mundo

BORGES
Comparte

Borges, el gran teólogo ateo de nuestro tiempo y su reflexión sobre el capítulo 18 del Génesis

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¿Quiénes son los lamed wufniks? Borges en su libro “Los seres imaginarios”, nos da una pequeña descripción de quienes son estos personajes místicos:

“Hay en la tierra, y hubo siempre, treinta y seis hombres rectos cuya misión es justificar el mundo ante Dios. Son los Lamed Wufniks. No se conocen entre sí y son muy pobres. Si un hombre llega al conocimiento de que es un Lamed Wufnik muere inmediatamente y hay otro, acaso en otra región del planeta, que toma su lugar. Constituyen, sin sospecharlo, los secretos pilares del universo. Si no fuera por ellos, Dios aniquilaría al género humano. Son nuestros salvadores y no lo saben.

Esta mística creencia de los judíos ha sido expuesta por Max Brod.

La remota raíz puede buscarse en el capítulo dieciocho del Génesis, donde el Señor declara que no destruirá la ciudad de Sodoma, si en ella hubiere diez hombres justos.”

Borges el gran teólogo ateo de nuestro tiempo, hace una reflexión sobre “los justos escondidos” que sin saberlo tiene la gran misión de mantener nuestro mundo en vida. Su relato se basa en el versículo del Génesis, 18:24: “Tal vez haya cincuenta justos dentro de la ciudad. ¿En verdad la destruirás y no perdonarás el lugar por amor a los cincuenta justos que hay en ella?” y de una tradición judaica donde su fuente es el mismo Talmud.

Esta tradición talmudista se remonta a los tiempos del profeta Isaías. Según el relato existen 36 personas justas, los “lamed vav” cuyo papel en la vida es justificar el propósito de la humanidad a los ojos de Dios, la cual sus identidades son desconocidas entre sí y que, si uno de ellos llega a darse cuenta de su verdadero propósito, nunca lo admitirá, porque son personas extremadamente humildes.

El 36 viene del multiplicar 2 por 18, el número 18 representa la vida, porque las letras hebreas que deletrean Jai, que significa «vida», suman 18. Debido a que 36 = 2 × 18, que representa «dos vidas».

Estos “justos” tienen una doble vida, una vida como un normal ser en la tierra, y otra en la que tienen la gran responsabilidad de ser testimonio de justicia para que el “Gran Justo”, continúe su obra misericordiosa ante la creación.

Miles de historias populares se han creado alrededor de estos seres justos. En el siglo VII, los judíos andaluces veneraban una roca con forma de lágrima, que creían que era el alma, petrificada por el sufrimiento, de un desconocido Lamed-Vav.

¿Cuántos serían ya los justos que salvaron esta tierra? En Jerusalén, existe un lugar llamado “El paseo de los justos”, donde las personas consideradas justas tienen un árbol plantado en su honor, unos de esos arboles estás dedicado al alemán Oskar Schindler, quien salvo la vida de cerca 1200 judíos del Holocausto.

No podemos olvidar el Holocausto y lo vivido en lugares como Auschwitz:

¿Sería Schindler uno de los 36 justos? ¿Qué piensas de esta historia? ¿Conoces a algún Lamed Wufniks en la actualidad? Si has descubierto alguno, mejor no se lo digas, quizás pueda desaparecer para dar el puesto a uno nuevo…

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.