Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cuántas clases de amigos tienes? Según Aristóteles, son 3

Pexels

Casey McCorry - publicado el 25/03/19

No todas las amistades serán profundas o durarán siempre, y eso está bien

Hace cinco años me fui de Michigan con un plan para obtener una licenciatura y una promesa que me juré a mí misma, cuando me despedí de mis amigas llorando: «Sólo serán dos años». Dejé a mis amigas que eran almas gemelas, con las que compartía a Steinbeck , de vez en cuando un whisky, y maratones de Monty Python. Mis amigas con las que sufrí, me divertí, a las que apoyé y con las que recé.

Cuatro ciudades después, acabé estableciéndome en Los Ángeles. Tratar de encontrar un amigo en este bloque de cemento de humo inflado me ha dejado sola y abatida.

Después de docenas de citas incómodas con café, anfitrionas de «deberíamos reunirnos la próxima semana» y demasiadas charlas intrascendentes, he navegado por el mundo de las amistades entre adultos, y es decepcionante.

Pero he encontrado consuelo en un filósofo con sandalias: Aristóteles.

En Ética a Nicómaco, Aristóteles clasifica las amistades en tres clases: según su utilidad, placer y bondad, en orden ascendente de dignidad.

La amistad “utilitaria”

Para este tipo de amistad, Aristóteles describe una relación en la que ambas personas obtienen algún beneficio o utilidad entre sí. Se «disuelven fácilmente» y son poco profundas.

Cuando me mudé a L.A., me aferré a mis amistades, no con alegría y libertad, sino con desesperación. El miedo a no tener compañía era peor que estar con la persona equivocada. Y aunque quiero creer que valoro a cada una de mis amigas por su dignidad inherente, reconozco que definitivamente tengo un sistema de clasificación, y la utilidad está en algún lugar de la mezcla.

Hay amigas a las que puedo rescatar si aparece una «mejor opción». A las que llamaré porque tengo que ver la nueva película de Wes Anderson y no quiero ir sola. Los amigas con los que comparto fotos de Facebook para evitar el silencio, para tener alguna prueba de una vida social al día siguiente.

Aristóteles no condena todas las amistades de utilidad como malvadas, egoístas o equivocadas, pero simplemente afirma que, de todos los tipos de amigos que puedas tener, estos son el nivel más bajo. Tienen un propósito, pero no proporcionan el mayor placer o significado.

La amistad del “placer”

Los segundos tipos de amistades tienen que ver con el placer. Estas son las personas que nos atraen. Hay una energía, un parentesco, un sentimiento de hogar. Tú valoras las mismas cosas. Tienes los mismos gustos. Estas amistades son importantes. ¿Cómo serían tus días universitarios sin encontrar finalmente a esos amigos que escuchan la misma música rara que te gusta, que comparten tus ideas políticas o tus aficiones? Estos amigos nos ayudan a definirnos.

Yo tuve muchas de estas amigas. Recuerdo las paredes de la sala de estar en la que dormimos la semana que rompí con mi novio; Recuerdo conducir a través de una tormenta de nieve para consolar a una compañera de habitación en duelo por un funeral. Y, por supuesto, las innumerables noches de maratones de rock y de cambio de ropa.

Una vez más, Aristóteles no menosprecia estas amistades, pero cree que pueden ser de corta duración, ya que es probable que nuestras necesidades y placeres cambien con el tiempo. Él las llama amistades de juventud. Porque estas personas pueden hacerte reír, sentirte afirmado y tener una identidad, pero es posible que no te hagan crecer. Para crecer, necesitas «la bondad».

La amistad de la “bondad”

Las amistades de la “bondad” provienen de una admiración mutua por el carácter y las virtudes de cada uno. Ambos aspiran al mismo ideal. Estas amistades exigen amar y ser amadas. En estas relaciones, el logro mutuo de la «bondad» es más importante que la amistad misma.

Lo que pasa con las amistades de «bondad» es que no las verás si no las quieres. Puede ser una amistad que no tenga nada que ver con las demás. Ella podría odiar las fiestas. O las películas que te gustan. Podrían estar en desacuerdo sobre casi todo lo que en realidad no es tan importante. Es lo que me pasa con mi mejor amiga. Las primeras doce veces que coincidimos desde que la conocí no la tuve en cuenta porque no compartíamos casi nada. Pero ¡qué minúsculas y entrañables me parecen ahora estas diferencias!

Hubo noches en las que ella levantó mi espíritu en mis momentos más tristes y me señaló los caminos de la esperanza. En los meses anteriores a mi matrimonio, ella me preparó emocionalmente con su fuerza y ​​sabiduría de una manera desinteresada que nunca antes había experimentado. Cuando yo era la peor versión de mí misma, ella me exigía más fuerza. Y aunque originalmente yo prefería las amistades de concierto y de diversión, ella me enseñó que la amistad verdadera era mucho más que eso.

Todos recordamos el libro Frog and Toad de nuestra infancia, la amistad poco probable entre dos anfibios sorprendentemente diferentes. Encuentra tu sapo. Los amigos de la bondad pueden ser más difíciles de encontrar. Pueden llevar a los clubes de libros nauseabundos, o incluso peor, a salidas de bolos, pero valen la pena.

Busca a un amigo que acepte tus errores, que quiera que seas la mejor versión de ti mismo y que te ofrezca apoyo silencioso cuando necesites compañía. Cuando encuentras una amistad así, te das cuenta de que es la más valiosa. Un amigo de este tipo, en palabras de Aristóteles, «no puede ser igualado».

Tags:
amistadvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.