Aleteia

El verdadero Bruce Springsteen y sus raíces

BRUCE SPRINGSTEEN
Comparte

«The Boss» no oculta su fe y algunos temas bíblicos marcan su carrera

Bruce Springsteen ha sido un punto de referencia de la escena del rock and roll para prácticamente toda una generación. Nacido en una familia de clase obrera católica en Nueva Jersey con herencia irlandesa e italiana, nunca ha ocultado su fe. Eso no quiere decir que siempre haya expresado su opinión al respecto, o se haya identificado a sí mismo como católico perfectamente practicante, pero él mismo dijo en una entrevista en 2012, «Una vez que uno es católico, siempre es católico», y parece estar acercándose más a la fe conforme pasa su vida, como es bastante común para muchas personas que se han alejado de su fe hasta cierto punto en la edad adulta.

Los temas bíblicos y católicos han aparecido en sus canciones a lo largo de su carrera, pero a medida que se va haciendo más viejo, esas referencias se han vuelto más explícitas. Vea, por ejemplo, este artículo de Christianity Today que enumera 10 de esas canciones a lo largo de su carrera. Solo en los últimos 10 años. Un rápido repaso de los propios artículos de Aleteia sobre el famoso cantante mostrará otros ejemplos de cómo Springsteen ha manifestado públicamente su fe.

Más recientemente, «The Boss» pasó más de un año en Broadway, protagonizando su propio biopic, simplemente llamado Springsteen en Broadway, que ganó un premio Tony en 2018. Aprovechó su discurso de agradecimiento para hablar sobre la fe de su juventud.

Esto fue todo menos inesperado o fuera de lugar, porque su fe juega un papel importante en el documental. El monólogo autobiográfico se centra principalmente en sus recuerdos de su relación con su padre y en su educación católica y su efecto en su vida. Un momento que ha impactado a muchos miembros de la audiencia y críticos cuando, hacia el final del espectáculo, recita el Padre Nuestro con un tono intensamente personal. Después de revisar su propia vida y su difícil relación con su padre alcohólico, se dirige al único Padre verdadero en el cielo, invocando su bondad y perdón: «Hágase tu voluntad …» «Perdona nuestros pecados, nuestras ofensas …» «Líbranos del mal, todos nosotros «.

Aquí, lo realmente significativo no es la voz de esta celebridad del rock-and-roll, sino el poder del Padre Nuestro. Estas palabras de Cristo son capaces de hablar a través de todos, desde niños pequeños que tropiezan a través de la oración hasta estrellas del rock que han experimentado todo lo que el mundo tiene para ofrecer.

Si hay algo que aprendemos de la actuación de Bruce Springsteen en ese espectáculo, que sea que todos nosotros, famosos o olvidados, pobres o ricos, somos igualmente hijos de nuestro Padre que está en el cielo. Todos somos amados, todos necesitamos perdón, y todos estamos en sus manos.

Springsteen en Broadway se puede ver en Netflix.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.