Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 06 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Por qué es tan importante que tus hijos sean mentalmente fuertes?

MOTHER AND DAUGHTER ADVICE

Shutterstock

Calah Alexander - publicado el 22/03/19

La fuerza mental es un elemento crucial para enseñar las virtudes, pero los padres no pueden transmitirla si ellos mismos no la tienen

Nunca olvidaré la primera vez en que me di cuenta que escuchando los problemas de mi hija, en realidad no le estaba haciendo un favor.

Sucedió hace algún año. Ella tenía 11 años, y estaba al principio de ese periodo raro y tumultuoso de transición de la infancia a la adolescencia. Había empezado el año escolar feliz y entusiasmada, y no tenía motivos para dudar que todo seguiría así, con mi feliz, sociable e inteligente hija mayor deseando ir a la escuela por la mañana y volviendo a casa llena de cosas que contar sobre experimentos de ciencia y aventuras.

Sin embargo, poco antes de Halloween, la situación empezó a cambiar. Empezó a tener problemas con su profesora, después con alguna compañera, y lo que contaba de la escuela eran cada vez menos anécdotas y más lamentos. Cada día iba algo mal – al menos una cosa, pero en general muchas.

Durante meses escuché, aconsejé, hice llamadas telefónicas, escrito emails y me tiré de los pelos intentando ayudar a mi hija. Odiaba ver a la niña asustada ante la idea de ir al cole por la mañana, y volver a casa triste, enfadada o ambas cosas.

Descartado el bullying

Durante las vacaciones de Navidad empecé a darme cuenta de una cosa. Dos semanas y media sin ir al cole significaban que mi hija no tenía nada que temer, ninguna razón para levantarse de mal humor y transformar cualquier conversación en una letanía de recriminaciones… y sin embargo, esto era lo que sucedía.

Tenía reacciones excesivas ante cualquier cosa, viniese de mi o de sus hermanos. Encontraba problemas en todo y en todos. Escucharla decir continuamente que todo era “injusto” me dio a entender que había fracasado en un aspecto fundamental – no había sido lo que Forbes define una “madre mentalmente fuerte”.

El rechazo, el fracaso y la injusticia forman parte de la vida. En lugar de permitir que los niños se autocompadezcan y exageren sus problemas, los padres mentalmente fuertes animan a sus hijos a transformar sus luchas en fuerza, ayudándole a identificar las maneras de actuar de manera positiva a pesar de las circunstancias.




Te puede interesar:
Resiliencia: una gran arma interior

Podemos estar todos tentados de mimar a nuestros hijos cuando están tristes o calmarles cuando están enfadados, pero regular las emociones por ellos impide que adquieran capacidades emotivas y sociales. Los padres mentalmente fuertes enseñan a sus hijos cómo ser responsables de sus propias emociones, para no depender de que otros lo hagan por ellos.

Seguramente había dado pasos en la dirección correcta. La había alentado a hablar directamente con su profesora o a enfrentar a sus compañeros, pero después dejé que tomase de nuevo el control de la conversación para explicar que no podía, que era imposible y que el universo conjuraba contra ella.

Ayudarles a ser dueños de sus emociones 

Y después – no tengo excusas – la creí, y había intentado adaptar el universo en lugar de ayudar a mi hija a que fuera lo bastante fuerte como para vivir en él.

El motivo por el que yo respondía así es que yo no era una madre mentalmente fuerte. Me dolía ver a mi niña feliz volverse triste, e intentaba arreglar las cosas. Intentaba que volviera a ser feliz resolviendo todo lo que podía representar una fuente de dolor, malestar o ansiedad, pero en ese proceso había minado su desarrollo emotivo y mentale.

Al permitirle pintarse como víctima, sin querer la había animado a convertirse en una verdadera víctima de sus emociones. No lograba gestionarlas porque no sabía cómo hacer, y no sabía cómo hacer porque yo había intentado resolver la situación por ella, en lugar de enseñarle a hacerlo por si sola.

Aprender la resiliencia

Estoy muy agradecida por haberlo comprendido lo suficientemente pronto como para buscar otro camino. En los últimos dos años ella ha afrontado retos que hacen que los de hace años se queden pequeños, y ha desarrollado un notable grado de resiliencia mental y emocional.

Está empezando a encontrar maneras de transformar sus luchas y su dolor en una fuente de compasión hacia los demás. Está asumiendo el liderazgo de su grupo juvenil, y a menudo en casa cuenta historias de chicas que afrontan algo y a las que puede remitirse. Ahora nuestras conversaciones giran sobre cómo usar mejor lo que ha aprendido para ayudar a sus amigos.

Esta transformación me ha hecho abrir los ojos, mostrándome cómo la educación en las virtudes depende de la fuerza mental y de la resiliencia emocional. No son conceptos que rechazar como psicología pop, sino elementos fundamentales en la vida, y nuestros hijos necesitan absolutamente que seamos lo suficientemente fuertes a nivel mental y emocional como para mostrarles a ellos cómo serlo a su vez.

Tags:
educacióninfanciaresiliencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ary Waldir Ramos Díaz
Benedicto XVI: "El Señor me ha quitado la pal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.