¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¡Sergio Vive!

Comparte

El asesinato del líder indígena Sergio Rojas que conmueve a Costa Rica

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Asesinado a balazos y en su propia casa. Así fue la muerte del líder indígena Sergio Rojas en Costa Rica, un hombre que defendía las tierras de los pueblos originarios.

Si bien la muerte aún se encuentra en proceso de investigación –aún no se sabe si hay vínculo directo con su permanente lucha en defensa de los territorios de su etnia Bribi- y todavía no había personas detenidas, lo acontecido con este hombre ha llenado de consternación a un país que suele ser noticia por su defensa de la “casa común”.

En las últimas horas, Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi) ha sido enfático a la hora de responsabilizar al gobierno encabezado por Carlos Alvarado.

“El FRENAPI responsabiliza totalmente al Gobierno de Carlos Alvarado Quesada de lo que le ha pasado al Sergio Rojas Ortiz; exigiendo el esclarecimiento inmediato de este nuevo hecho de sangre y violencia en contra de los Pueblos Indígenas de Costa Rica; recordando que Salitre junto a Térraba son dos Territorios que tienen Medidas Cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH justamente por los niveles de violencia y agresiones que se vienen sufriendo y creciendo en estos Territorios””, señala un pronunciamiento emitido en redes sociales.

 

 

Por su parte, Alvarado también salió a condenar lo acontecido con Rojas y señaló que “era un día trágico para Costa Rica”.

En Costa Rica, al igual que en otros países latinoamericanos, el conflicto entre pueblos originarios y terratenientes es de larga data. Ya entre 2014 Rojas había sido detenido luego de un supuesto uso indebido de fondos comunales. En aquel momento, organizaciones indígenas y de derechos humanos reclamaban su libertad:

 

 

En tanto, luego de conocida la noticia de su muerte hubo manifestaciones en San José y ahí el clamor ya no era Sergio Libre, sino ¡Sergio Vive! Ojalá esta muerte no quede impune.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Image Department
Notre-Dame sigue viva
Aleteia Team
¡Te vi!
Aleteia Image Department
107 años de solidaridad
Aleteia Image Department
Una bendición muy especial
Aleteia Image Department
Hace 75 años…
Aleteia Team
¿Qué ves?
Aleteia Image Department
Nueva York es Vida
Aleteia Team
Amor de padre
Aleteia Image Department
Lo que nos une
Aleteia Image Department
Enterrada con los suyos
Aleteia Team
Profundidad
Aleteia Image Department
F.C. Vaticano
Aleteia Team
“Amén”
Aleteia Image Department
El llanto de Centroamérica
Aleteia Team
I’m cholita
Aleteia Image Department
Destrucción en Nepal
Aleteia Team
¡Desactivemos!
Aleteia Image Department
Cuaresma: ¿Cuánto queda?
Aleteia Image Department
Hazme niño esta Cuaresma, Jesús
Aleteia Image Department
Ceniza para los más pequeños
Aleteia Image Department
Guadalupe…¡No se toca!
Aleteia Image Department
Los estamos vigilando
Aleteia Image Department
Sor España
Aleteia Team
¡Oh Dios mío!
Aleteia Image Department
Aquí hay gato “encerrado”
Aleteia Image Department
Padre Pío…¡Escúchame!
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.