Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Fulgencio
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Dónde prepararse para los sufrimientos futuros?

WOMAN STANDING

PIXABAY

Carlos Padilla Esteban - publicado el 20/03/19

Jesús lo hacía en el monte

Me gusta pasar del desierto a la montaña. Subir de golpe de la sequedad del desierto a la frescura de los árboles y arbustos del monte.

Me gusta subir a lo alto de una montaña. No me quedo en el llano. Hago el esfuerzo. Veo cómo se van quedando atrás las piedras y los desniveles.

Camino rápido al comienzo, con el paso del tiempo mi ritmo es más tranquilo. Lucho hasta el extremo en un último paso, en una piedra más, vierto una gota más de sudor.

Lo hago lentamente o con grandes zancadas. Lo importante es dejar la falda de la montaña y tocar la cima después de muchos pasos. Piedras, arbustos, tierra. El sol quemando mi rostro. La dureza de la montaña.


COPTIC CHURH IN ETHIOPIA

Te puede interesar:
Este sacerdote sube un acantilado todos los días para orar

No es tan fácil llegar a la cima. A veces dudo y prefiero quedarme atrás, antes de aventurarme más allá de lo conocido.

Me gusta el valle. Es más cómodo. Pero allí la vida tiene mucho de rutina. Me da miedo caer en lo que describe José Luis Martín Descalzo:

“Muchos iniciaron su juventud llenos de sueños, proyectos, de planes, de metas que tenían que conquistar. Pero pronto vinieron los primeros fracasos o descubrieron que la cuesta de la vida plena es empinada, que la mayoría estaba tranquila en su mediocridad y decidieron balar con los corderos”[1].

Me puedo conformar con el valle, donde nada es tan costoso. Pensar en subir la montaña me abruma. Demasiado esfuerzo. ¿Merece la pena?

¿Merece la pena luchar por los ideales, aspirar a las altas cumbres, tener ante mis ojos el ideal que inflama mi alma?




Te puede interesar:
Si quieres hacer grandes obras…

A Jesús le gustaban los montes.

Comenta el padre José Kentenich:

“El (Señor) prefirió los montes para retirarse del bullicio del mundo, de los hombres, y elevarse. Mateo, él suele destacar de manera especial el fuerte vínculo que unía al Señor con los montes. Cuando ha de esbozar el comienzo de su vida pública y el final, describe siempre al Señor sobre el monte. Él gira particularmente en torno al Monte de los Olivos como preparación a Jerusalén, al Gólgota. Por eso debemos ir primero al Monte de los Olivos, a Getsemaní, y luego ascender con el Señor a la Cruz y después hasta la Transfiguración. Desde allí se eleva también el Señor al cielo”[2].

Toda la vida de Jesús fue buscar montes. Desde donde predicar. Desde donde dejarse transfigurar por la luz de Dios. Montes en los que poder preparar el corazón para la cruz.

Buscaba el silencio lejos del valle. Deseaba el encuentro con su Padre.

Yo necesito salir de los valles de mi rutina. De los valles de mi mediocridad y desidia. De los valles en los que los problemas parecen sin respuesta. De los valles en los que el ruido y la presión agotan mis fuerzas.

Necesito apartarme del ruido y subir al monte. Escalar las montañas de los ideales. Buscar la soledad de la montaña para ver a Dios.




Te puede interesar:
¿Por qué se construyen iglesias en las montañas?

Desde lo alto del monte los problemas son pequeños y la mirada se ensancha. El horizonte enamora. Me gusta subir al monte. ¿Cuáles son los montes que me gusta escalar? Me renuevo en mis ideales. Vuelvo a creer.

[1] José Luis Martín Descalzo, Razones para vivir

[2] J. Kentenich, Conferencias de Sión

Tags:
montañaoracionpreparaciónsufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.