Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿El Papa está cerca de confirmar su visita a Argentina?

PAPA
ASUYOSHI CHIBA / AFP
Comparte

Cinco razones que explican por qué podría ser el mejor momento para que el papa Francisco confirme su visita a Argentina, su país natal

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En los próximos meses, los obispos de la Argentina concretarán, en tres tandas, su visita ad limina, durante la cual además de visitar distintos dicasterios tendrán un encuentro con el Papa. Y ya anunciaron: le expresarán su deseo de que visite el país. Cinco razones por las cuales estamos ante el mejor escenario para que el Papa Francisco confirme una visita apostólica a su tierra natal:

Obispos y un bellísimo mensaje

Si el Papa confirma una visita estos meses es tras la bellísima misiva enviada por los prelados argentinos y una visita ad limina de todos comunicándole cuánto anhela el Pueblo Fiel argentino recibirlo. No porque un gobierno de un color u otro lo haya invitado. Son los propios prelados argentinos, en conjunto, que en su última Asamblea Plenaria le han pedido explícitamente: “No se prive de la alegría de visitarnos”. Pese a las discusiones recurrentes en medios de comunicación, la gran mayoría de los católicos argentinos lo esperan y no han podido viajar a Roma a visitarlo. No han podido hacerlo los millones que se suman en cada peregrinación a algún santuario, los millones que hacen posibles las millonarias colectas de Cáritas y Más por Menos, los millones que eligen asistir y concurrir a las parroquias o a los centros de formación de la Iglesia. La Iglesia argentina, que representan los prelados pero que es mucho más que ellos, espera la visita de un sucesor de San Pedro desde hace más de 30 años- Juan Pablo II visitó el país en 1987. Y realmente disfrutaría mucho escuchándolo hablar en su propia lengua.

 

© ALESSIA GIULIANI / CPP

 

Una generación entera pasó desde la última visita papal

El Papa Juan Pablo II visitó la Argentina en 1987. No fue una efímera visita como la de 1982, durante la Guerra de Malvinas. Recorrió gran parte del país en un tour que probablemente no pueda repetirse con ningún otro pontífice. No obstante, los que eran niños en aquella ocasión y recibieron aquel inédito baño de gracia hoy ya son adultos con hijos propios. Los frutos de aquel viaje se sintieron por largos años y Francisco lo vivió en carne propia. Una nueva visita de un sucesor de San Pedro renovará en la fe a nuevas generaciones de argentinos que nunca han tenido contacto con él.

La Iglesia argentina es una Iglesia activa

Varias diócesis vienen trabajando en caminos sinodales. Algunas han vivido la alegría de la beatificación y canonización de históricos referentes, como el Cura Brochero, Ceferino Namuncurá, y ahora, los mártires de La Rioja. Aún cuando haya grupos que tengan más afinidad con unos y con otros, la Iglesia Argentina, grande y rica en carismas y estilos distintos, ha demostrado ser una Iglesia activa incluso más allá de la extraordinariedad de tener un compatriota Papa. Que en una etapa importante de esta renovada misión, incluso relacionada con el lanzamiento misionero de la última Conferencia de Aparecida, pueda ser acompañada y guiada por el sucesor de San Pedro sería un impulso muy importante para concretar los desafíos pendientes.

 

VIRGEN DEL VALLE
Prensa Iglesia Catamarca

 

No hay condimentos políticos

Aún ante un escenario electoral, ningún referente político puede referenciarse en los últimos meses como portavoz del Papa. Ninguno. Varios viajaron en los últimos meses a Roma a participar de algunos eventos, y en ocasiones han intentado o incluso han estado con él. Pero por más que algunos de esos eventos tuvieron lugar en espacios pontificios, fue evidente que el Papa evitó ser utilizado con finalidades partidarias. En un caso, un grupo sindical tuvo que aclarar que si se pudo estar cerca suyo fue por asistir a la audiencia pública. El desfiladero de referentes sociales y políticos, de los distintos espacios políticos, que apelando a viejas amistades buscaban la “foto con el Papa” para luego distribuir a redes, medios, y hasta en afiches en las calles, hace meses no se ve. Este año la Argentina tiene elecciones presidenciales, parlamentarias, y para varias gobernaciones e intendencias. Nadie podría jactarse de haber influido en la decisión de una visita papal. Y anunciar un viaje para 2020 antes de las elecciones, con un escenario incierto, demostraría que las agendas pastorales no se guían por criterios políticos.

 

© DR

 

Más allá de la grieta

Durante un tiempo, el Papa fue una figura referente de muchos, incluso algunos que poco o nada se sentían identificados o cercanos a la Iglesia. Algunos de los cuales, hasta tenían falsas expectativas sobre el Papa. Todo en el marco de una sociedad argentina dividida en grietas. Hoy, pasada la “efervescencia” de su elección, con una sociedad aún dividida por cuestiones ideológicas, el Papa Francisco ya no es una figura que alguno pueda asociar a una parte de la grieta. Quienes son detractores del Papa, lo son. Los hubo, los hay, y los habrá. Pero el mensaje de Francisco, fue evidente estos años, se dirige a la humanidad entera ya va más allá de esa grieta que divide. Es un mensaje del Vicario de Cristo y Sucesor de San Pedro que bien puede ayudar a acercar argentinos.

Te puede interesar: ¿Un milagro en el Vaticano? El suceso que sorprendió al papa Francisco

 

La fe de los argentinos y la Virgen del Luján en imágenes: 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.