¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: El peligro de consumir las aguas contaminadas del Río Guaire

José Cohen
Comparte

Ante la escasez de agua generada por el “mega apagón” que afectó a Venezuela, Caritas inicia una campaña de salud sobre el uso de este líquido y entrega pastillas potabilizadoras a los sectores más vulnerables

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Yolanda Travieso es vecina de San Agustín del Sur en Caracas, uno de los sectores afectados por la escasez de agua potable. Ella bajó con su esposo Eladio hasta el Río Guaire para recoger un poco de agua. “Llenamos dos botellones con la que sale por un lado del río”, expresaba mostrando sus envases. “Estamos claros que el río está contaminado por eso tocará hervir el agua y ver si la podemos consumir”, acotó.

Militares de la Guardia Nacional Bolivariana también acudieron a las orilla de este putrefacto río para llenar sus envases. Las imágenes fueron difundidas este martes 12 de marzo en Twitter, por Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. “El usurpador no protege a nadie. Todos somos víctimas de su oscuridad”, escribió el también presidente de los diputados que el día anterior había decretado estado de alerta nacional.

Necesidad de pastillas potabilizadoras

Caritas de Venezuela también iniciaba en la misma fecha, una campaña alertando del peligro que significa para la población venezolana consumir agua contaminada como la del Río Guaire de Caracas, porque muchas personas ante la desesperación de no contar con el servicio de agua en sus hogares, se arriesgan buscándola en esta zona.

La socióloga Janeth Márquez de Soler, lo declaraba a la emisora Unión Radio donde indicó que desde la iglesia venezolana están haciendo un diagnóstico de la situación con apoyo de algunos entes privados y organizaciones no gubernamentales para atender esta situación. “Hemos estado haciendo un diagnóstico y viendo a hermanos nuestros, que están tomando (agarrando) agua*”, dijo al ser consultada sobre la búsqueda del vital líquido en el contaminado afluente caraqueño.

“Lo que estamos es informando un poco a la gente que eviten consumir ese tipo de agua porque si no, nos vamos a causar un problema mayor en el tema de la insalubridad en nuestra población”, expresó en torno a la campaña de orientación.

La directora nacional de Caritas Venezuela, explicó que una de las iniciativas emprendidas por la organización social de la iglesia, es la entrega de tabletas donadas por la trasnacional Procter & Gamble para purificar el agua, como una medida para garantizar la salud de la ciudadanía, ante la falta del referido servicio que se ha visto interrumpido por la falla eléctrica ocurrida el jueves 7 de marzo en todo el país.

Márquez de Soler mostró preocupación por la emergencia que están viviendo los venezolanos con el “mega apagón”, y la falta del vital servicio para satisfacer las necesidades básicas, especialmente para la elaboración de alimentos y el aseo personal.

Los insumos son entregados en el Banco de Medicinas de la Conferencia Episcopal Venezolana en la urbanización Montalbán de Caracas, a partir de las 8 y 30 de la mañana, hasta las 12 y 30 del mediodía; y en la tarde, desde la 1 y 30 hasta las 4 y 30.

Sin embargo, dejó claro que se les está dando prioridad en la entrega de estas papeletas a las personas más vulnerables como a los enfermos, ancianos y de pocos recursos económicos que no cuentan con el agua potable para vivir. El uso de estas pastillas es por tres días, con el propósito de desinfectar hasta 40 litros del líquido que las personas colectan por tuberías en sus casas, afluentes o quebradas. “No podemos dar en cantidades, porque estamos dando para resolver por tres días”, aseguró Márquez.

Relató que han recibido información de la Unicef que está interesada en enviar más pastillas potabilizadoras para contribuir con la salud de los venezolanos ante esta situación de emergencia humanitaria; y por medio de donaciones, mantienen el programa de “ollas solidarias” para garantizar un plato de comida sectores necesitados.

Finalmente, la directora nacional de Caritas Venezuela hizo un llamado a las autoridades gubernamentales, para que informen claramente hasta cuándo se va a prolongar la falla de luz en el país, a fin de crear un plan de contingencia que les permita actuar y dar respuestas a los sectores que más los necesitan.

¿Más de 20 millones de afectados?

El ingeniero David Marrero, de la red vecinal metropolitana, informó en un comunicado que hizo llegar a Aleteia, que no se han podido arrancar los sistemas Tuy que surten a Caracas. “Por ello hay aproximadamente unos 5.5 millones de personas a los que no les está llegando el servicio y como unos 20 millones en todo el país”, señaló el experto.

Los sistemas Tuy necesitan aproximadamente de 600 megavatios para poder funcionar del total de 1900 necesarios para Caracas. “Esta es una cantidad muy importante y en las actuales condiciones no se pueden garantizar de una manera estable y segura”, dijo.

Explicó que las quebradas principales que conforman la red hídrica del valle de Caracas, en un número de 23 son afluentes del Río Guaire. “Lamentablemente en la actualidad funcionan actualmente como aliviaderos de aguas servidas”, acentuó Marrero.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.