¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Jonás del Siglo XXI

WHALE
Shutterstock-Surin Phumphuang 1
Comparte

El buzo que se salvó de milagro luego de haber sido atrapado y escupido por una ballena

Los relatos bíblicos nos hablan de tres días y tres noches. Sin embargo, la curiosa experiencia que vivió el buzo y defensor del medioambiente sudafricano Rainer Schimpf  sucedió en un “santiamén” (como suelen ser también muchas cosas en el Siglo XXI).

El hecho, que hoy asombra al mundo, sucedió mientras filmaba un cardumen de sardinas. Pero en determinado momento, y de la manera menos esperada, un cetáceo -de 15 metros de largo y 25 toneladas de peso- lo atrapó con su boca y lo escupió.

“Había empezado a filmar delfines, tiburones, alcatraces , pinguinos y cormoranes que se alimentaban de sardinas cuando, llegando desde el fondo, un rorcual de Bryde surge súbitamente”, dijo a AFP este hombre, cuya historia –que fue registrada gracias a quienes lo acompañaban en el mar, su esposa y un fotógrafo-  hoy conmueve a las redes sociales.

Sólo fueron unos segundos, hasta que el rorcual se dio cuenta de su error y abrió la boca para escupirme”, agregó este hombre, quien se salvó verdaderamente de milagro.

 

 

El verdadero Jonás

En tanto, lejos de esta curiosidad, el relato del verdadero Jonás -el famoso profeta arrojado al mar y vinculado a los ninivitas, considerados paganos por los judíos, que estuvo tres días en el vientre de un pez hasta que luego de rezar intensamente fue escupido- sigue atrapando a las nuevas generaciones, y deja una gran enseñanza de misericordia que lo único que hace es reafirmar que “Dios salva a todos los hombres”.

He aquí la súplica de Jonás luego de ser tragado por el pez: “En mi angustia llamé a Yavé y me respondió, grité desde el lugar de los muertos y tú oíste mi voz”.

El relato culmina con la orden de Yavé y la expulsión del Jonás del vientre del pez.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Image Department
El llanto de Centroamérica
Aleteia Team
I’m cholita
Aleteia Image Department
Destrucción en Nepal
Aleteia Team
¡Desactivemos!
Aleteia Team
¡Sergio Vive!
Aleteia Image Department
Cuaresma: ¿Cuánto queda?
Aleteia Image Department
Hazme niño esta Cuaresma, Jesús
Aleteia Image Department
Ceniza para los más pequeños
Aleteia Image Department
Guadalupe…¡No se toca!
Aleteia Image Department
Los estamos vigilando
Aleteia Image Department
Sor España
Aleteia Team
¡Oh Dios mío!
Aleteia Image Department
Aquí hay gato “encerrado”
Aleteia Image Department
Padre Pío…¡Escúchame!
Aleteia Image Department
Solidaridad
Aleteia Team
¡Gigantes!
Aleteia Team
Dios te ama
Aleteia Image Department
Sobre las aguas… (de gente)
Aleteia Image Department
Marche pour la vie
Aleteia Image Department
Marcha por la vida en EEUU
Aleteia Image Department
¿Estamos solos?
Aleteia Image Department
Santos Inocentes en Nueva York
Aleteia Image Department
Utreya: 328.000 peregrinos
Aleteia Image Department
Catania tiembla
Aleteia Image Department
Navidad con los pobres
Aleteia Image Department
Tsunami en Indonesia
Aleteia Image Department
Guayaquil respira Navidad