¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco abrirá los archivos secretos del pontificado de Pío XII en 2020

PIUS XII
Antoine Mekary - ALETEIA / PD
Comparte

El papa Pacelli enfrentó unos de los momentos históricos más conflictivos y sanguinarios de la historia universal

Los archivos del pontificado de Pío XII (1939-1958) se abrirán para la consultación de los investigadores a partir del 2 de marzo de 2020, con ocasión del 81 aniversario de la elección de Eugenio Pacelli al solio de Pedro. Lo anunció el papa Francisco durante su discurso a los empleados de los archivos secretos del Vaticano este 4 de marzo 2019.

Francisco dijo asumir esta decisión después de escuchar la opinión de sus colaboradores más cercanos de manera “serena y confiada”, pues, dijo estar “seguro” de que la investigación histórica “seria y objetiva” podrá evaluar y dar luz, “con la crítica apropiada”, a los momentos mas significativos del pontificado de Pío XII.

Papa Pacelli – argumentó – se encontró guiando la “Barca de Pedro en uno de los momentos más tristes y oscuros del siglo XX, agitado y en buena parte rasgado por el último conflicto mundial, con el consiguiente período de reorganización de las naciones y de reconstrucción de la posguerra, esta figura ya ha sido indagada y estudiada en muchos aspectos, a veces discutida e incluso criticada (podría decirse con algún prejuicio o exageración)”. 

El papa Pío XII enfrentó unos de los momentos históricos más conflictivos y sanguinarios de la historia universal, la deflagración de la Segunda Guerra Mundial, el avanzar del Nazi-fascismo en la católica Europa y las leyes raciales que en Italia, como en otros países de la región, mandaron a la deportación, cautiverio en campos de concentración y el exterminio  de millones de personas por su origen judío.

Un Papa que tuvo delante “decisiones atormentadas, de prudencia humana y cristiana, que a algunos podrían haber parecido reticencia”, y que, en cambio, “fueron intentos, humanamente también muy combatidos, por mantener encendida la llama de las iniciativas humanitarias durante los períodos de intensa oscuridad y crueldad”.

El Papa latinoamericano definió la acción de Papa Pacelli como parte de una “diplomacia oculta, pero activa” en la esperanza de “posibles buenas aperturas de corazones”.

En su discurso argumentó que la Iglesia “no tiene miedo de la historia, al contrario,  la ama y le gustaría amarla más y mejor, ¡como Dios la ama! Por eso, con la misma confianza de mis predecesores, abro y confío a los investigadores este patrimonio documental”.

Igualmente, exhortó a los empleados de los archivos secretos del Vaticano a continuar sus esfuerzos para brindar asistencia a los investigadores (asistencia científica y material) y también “en la publicación de las fuentes pacellianas que se considerarán importantes, como lo han estado haciendo durante algunos años”, concluyó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.