Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconActualidad
line break icon

¿Volveremos pronto a la luna?

Jaime Septién - publicado el 28/02/19

El presidente Trump quiere llevar a los humanos a la luna en 2028

La luna no es solo un patrimonio del romanticismo. Esa “araña de plata que teje su telaraña en el río que la retrata” ejerce una fascinación sobre el hombre y sobre la técnica difícil de ocultar. Conquistarla fue y seguirá siendo noción del poder de un sueño, de una nación, de la propia capacidad humana de enfrentar “imposibles”.

El 20 de julio de 1969 –pronto hará medio siglo—Neil Armstrong y Buzz Aldrin, dos de los tres astronautas de la misión Apolo 11 (el otro era Michael Collins) entraron a la historia por ser los primeros en pisar la superficie lunar. Desde entonces solamente doce hombres más –todos estadounidenses– lo han hecho.

En Estados Unidos, el último presidente en recibir una tripulación que pisara la luna fue Richard N. Nixon. Carter, Reagen, Bush padre, Clinton, Bush hijo y Obama han coqueteado con la idea de volver a mandar misiones al satélite terrestre. Trump también.

Según escribe Marina Koren en la revista estadounidense *The Atlantic*, el presidente Trump quiere llevar a los humanos a la luna en 2028 y comenzar los viajes no tripulados en 2020. La idea planteada la NASA –a cincuenta años del éxito del Apolo 11—no es que entonces se ponga una bandera en la superficie lunar, sino que la luna sirva como plataforma para exploraciones espaciales más profundas.

¿Cuál es el plan?

Las misiones que llevaron astronautas a la luna fueron sufragadas en su totalidad por el gobierno federal de Estados Unidos. Al parecer, según Koren, en el plan de la administración de Trump, está el que compañías aeroespaciales privadas (como Boeing, Lockheed Martin y Northrop Grumman) participen en este intento.

Las compañías –y alguno que otro multimillonario como los dueños de SpaceX (Elon Musk) y Blue Origin (Jeff Bezos) o, incluso, empresa más pequeñas— presenten diseños para los sistemas de transporte que podrían lanzarse y probarse, sin una tripulación, a partir de 2024. Se prevé que el concurso se haga en marzo y los contratos se firmen en julio de este año.

¿Por qué la premura? ¿De pronto Trump se enamoró del tema lunar? Quizá la explicación más lógica sea el que Trump está a más de la mitad de su primer mandato, y la administración aún tiene poco qué mostrar en el tema aeroespacial, especialmente cuando se acerca el aniversario cincuenta de la célebre misión Apolo 11.

Hasta donde los especialistas como Koren tienen idea de las cosas, se estaría proyectando la construcción de una pequeña Estación Espacial Internacional que orbitara la luna y desde ella los astronautas fueran y vinieran a diversos puntos de su superficie, lo cual incluye vehículos de transporte entre la Estación y la luna.


LITTLE PRINCE

Te puede interesar:
Amor de luna

Problemas a vencer

Dentro de la cartera de problemas que la NASA estaría enfrentando para llevar a cabo este resurgimiento del programa lunar, quizá el principal sea el problema derivado del presupuesto. Actualmente la Agencia Aeroespacial estadounidense tiene poco menos de la mitad del presupuesto que tenía en los años sesenta del siglo pasado.

Otro obstáculo señalado por Koren en su artículo es que el cohete que facilitaría el acceso a esta estación flotante todavía está en construcción, lo mismo que la cápsula que mantendría a la tripulación en su viaje a la luna. Ambos programas se están retrasando y son cada vez más caros.

Aunque la NASA también espera aterrizar misiones de robots en la luna, tampoco se ha definido cuándo estarán disponibles, como tampoco se ha dicho quién estaría volando estas misiones. Los únicos sistemas que estarían disponibles para el 2020 están en el sector privado, no en la NASA.

Finalmente, está el tema político-electoral. Las elecciones en las que se elegirá presidente de Estados Unidos se llevarán a cabo en el mes de noviembre de 2020 (para iniciar un período de cuatro años a partir del 20 de enero de 2021). Si Trump logra la reelección el presupuesto podrían fluir y enriquecerse. Si no, se iría a casa, con el propio Trump (como él lo hizo con Obama y su idea de llegar a Marte y Obama con Bush hijo, a la luna).

De nuevo la carrera

Buena parte de la carrera aeroespacial ha sido motivada no tanto por el control de las bases lunares o marcianas, como en muchas ocasiones muestran las películas de Hollywood, sino por la Guerra Fría, el mostrar dominio de la técnica y el ganar el prestigio Rusia de Estados Unidos y Estados Unidos de Rusia.

Desde luego, lo hecho por Estados Unidos es único en la historia de esta carrera: dos veces ha dejado el sistema solar con la nave Voyager y ha logrado aterrizar (sería mejor decir amercizar) ocho veces en la superficie de Marte. Pero desde 1972 no ha llevado hombres a la luna, ni a ningún otro sitio.

Y ahora, la carrera no será en solitario, Independientemente de lo que haga Rusia, Estados Unidos tendrá, además de nuevos competidores (como China, quien acaba de colocar una nave en el lado oscuro de la luna; o la India), que lidiar con compañías privadas y con personajes como Musk y Bezos (éste último el más rico del planeta) y convertirlos en aliados.

El sueño de Trump podría complicarse. El mundo ya no es lo que era hace cincuenta años, cuando Neil Armstrong pronunció su frase inmortal al poner el pie en la luna: «Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad». Ahora, como dirían las abuelitas: todo es más caro (y más participativo).

*Con información de Marina Koren en The Atlantic .*

Tags:
estados unidoslunaTrump
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.