Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconA Fondo
line break icon

¿Qué es la reislamización?

MUSLIM

Shutterstock-Alexandros Michailidis

María Angeles Corpas - publicado el 21/02/19

Occidente se presentó como el abanderado de la modernidad liberal y su idea de progreso frente a las tradiciones. Algunos no lo aceptan

¿Por qué en muchos países musulmanes hay una reivindicación de lo islámico como signo de identidad, como el uso del velo, la implantación de la Shari’a o la vuelta de ciertas reivindicaciones históricas?

De un modo sencillo, la reislamización plantea una “vuelta al Islam” como fundamento de todo. Es un refugio, una puesta a salvo, la recuperación de un universo que se fue diluyendo por el devenir histórico. Especialmente en sociedades que sufrieron procesos de aculturación profundos, la reislamización ofrecía una esperanza de recuperar su dignidad y su identidad.

En esas sociedades, Occidente se presentó como el abanderado de la modernidad liberal y su idea de progreso frente a las tradiciones. Al mismo tiempo, impulsará un profundo divorcio entre la esfera pública y los valores asociados a la moral religiosa. Sin embargo, en el Corán esta distinción no se contemplaba. Porque la verdad teológica, el Dios único, es principio que ordena toda la realidad. En una sociedad islámica moral pública y religiosa coinciden.

La reislamización ha sido un proceso cíclico. Tiene que ver con la búsqueda de una salida en momentos de crisis generalizada. Los movimientos de reislamización han intentado responder a estas situaciones. Se han presentado como la fuerza capaz de reinterpretar el legado islámico. Algunos desde la cúspide del poder (“desde arriba”) y otros desde la base social (“desde abajo”). Su naturaleza, objetivos y grado de aceptación no han sido homogéneos.

Por su propia definición, la reislamización es contraria a la idea occidental de progreso. Y quizá este sea uno de los motivos por los que suele plantearse como una involución. Una huida que les protege de la fragmentación del Islam frente a la modernidad y que fortalece la unidad de los creyentes frente a cualquier diferenciación: étnica, tribal o nacional.

Desde la década de 1980, la reislamización cambió su perfil tradicional. Si había partido de la base social, ahora serían los Estados islámicos los que se mostrarían cada vez más sensibles a ciertas demandas islámicas. Así, comenzaron a poner en marcha instituciones públicas y profesionales musulmanas. El Islam se convirtió en “razón de Estado”. En el mundo árabe, esta fórmula fue suplantando a movimientos liberales y nacionalistas (panarabismo). Éstos en su mayoría respondían a la separación entre los asuntos civiles y religiosos, más propia de los Estados laicos occidentales que del mundo islámico. 

Finalmente, no debe confundirse reislamización con islamismo. La primera trata de recuperar una esencia perdida, de tomar conciencia de los valores propios como respuesta a una crisis. Con todo, ha sido frecuente que ambos procesos aparezcan relacionados. La reislamización aparece como caldo de cultivo ideal para los objetivos del islamismo. Ha sido mucho más fácil poner en marcha programas de alcance público a partir de individuos previamente comprometidos con la recuperación del Islam. El islamismo se ha servido de estas redes sociales para irrumpir en las sociedades, utilizando concienzudamente el potencial ideológico de la doctrina islámica para imponerlos. Incluyendo la fuerza y la violencia como parte de la solución.

Tags:
islamtradiciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.