¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Son familias, no extraterrestres, quienes quieren cruzar a Estados Unidos

Mexico border illegally agents
JOHN MOORE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP
Comparte

Trump pedirá la "emergencia nacional" para construir su muro

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Cobijado por el “Jardín de las Rosas” de la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, finalmente anunció que el dinero para la construcción de 563 kilómetros adicionales al muro que separa la frontera de tres mil kilómetros entre México de Estados Unidos (actualmente hay 1.052 kilómetros de vallas ya construidos), los va a obtener mediante la declaratoria de “emergencia nacional”.

Dinero que podría usarse para otros temas

El estado de emergencia (y la obtención de los más de 5.000 millones de dólares que costarán estas adiciones al muro) se sustenta, según el mandatario estadounidense, por la “invasión” al país del norte por parte de narcotraficantes, criminales y pandillas, aunque, en realidad, la entrada de indocumentados a Estados Unidos se muestre en sus niveles más bajos, similares a los de 1971.

El Congreso le había ofrecido 1.4 millones de dólares, pero Trump dijo que eso no era suficiente. Como el Congreso –liderado por la oposición Demócrata—no iba a dar más y podría cerrarse de nueva cuenta el gobierno, Trump decidió cumplir su amenaza y tomar el dinero sin pasar por el Congreso de partidas como la construcción militar federal y los esfuerzos de interdicción de drogas.

Por su parte, los líderes Demócratas en el Congreso estadounidense advirtieron que usarán “todos los medios disponibles para bloquear la declaración de emergencia nacional” del presidente Trump. “La declaración ilegal del presidente sobre una crisis que no existe violenta gravemente nuestra Constitución y hace a Estados Unidos un país menos seguro”, ya que Trump usaría el dinero que se necesita para “la seguridad de nuestros militares y nuestra nación”, indicó la líder Demócrata Nancy Pelosi, “Vocera” de la Cámara de Representantes.

Ahora son familias

No obstante muchos católicos comparten la idea de Trump sobre proteger la frontera sur con una valla, algunos líderes católicos, como el obispo de El Paso (Texas), Mark Seitz, no lo ven de la misma manera. El Paso es una diócesis pegada a Ciudad Juárez (Chihuahua, México: donde estuvo en febrero de 2016 el Papa Francisco) y que ha mostrado, a lo largo del tiempo, que la distancia es solo nominal, que El Paso y Juárez pueden vivir y convivir en paz e, incluso, en mutua dependencia.

Tras conocer la decisión de Trump, el obispo Seitz dijo: “No percibo una emergencia en lo que dice, al menos que se trate de una invasión de extraterrestres…”. Y adelantó: “Estamos en un punto bajo en términos de las personas que están cruzando y la verdadera emergencia es humanitaria, una cuestión de decidir cómo atender mejor a las personas que llegan a la frontera. Eso debería preocuparnos. Este es un grupo de personas muy vulnerables”.

Por su parte Dylan Corbett, director del Hope Border Institute le dijo a la revista “America” de los jesuitas estadounidense ha habido una realidad cambiante sobre la naturaleza de los migrantes en la frontera, y los dos menores guatemaltecos que murieron en diciembre de 2018, bajo custodia de autoridades estadounidenses, lo demuestra. “Las personas que vienen ahora son familias; papás o mamás con hijos”, apuntó Corbett.

Según el obispo Seitz, los indocumentados que cruzaban la frontera eran principalmente hombres y mujeres solteros jóvenes de México que buscaban oportunidades de trabajo en los Estados Unidos. “Ahora lo que estamos viendo son las familias que huyen de situaciones increíblemente difíciles en sus países de origen, y en busca de un lugar de seguridad más que cualquier otra cosa, donde sus vidas no están en peligro todos los días”.

Hay que recordar que, según datos oficiales, las familias representaban solo tres por ciento de los incidentes de aprehensión con agentes de la frontera en 2012. El año pasado, en 2018, representaron 35 por ciento de las detenciones de patrullas fronterizas.

Las detenciones de ciudadanos mexicanos se derrumbaron desde un máximo reciente de más de 1.6 millones en el año 2.000 a tan solo 128.000 en 2017. Aunque el número de migrantes y solicitantes de asilo de estados centroamericanos como Honduras y Guatemala ha aumentado en los últimos años, culminando en un aumento a 467.000 aprehensiones en 2018, el número total de aprehensiones en la frontera está muy por debajo de los picos anteriores.

*Con información de “America”

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.