¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Parece un loco pero es un actor dominicano y promueve el respeto a las mujeres

JONAS RAMOS BAEZ;
Facebook Jonas Ramos Baez
Comparte

Jonás Ramos Báez pensó que debía hacer algo para frenar la escalada de violencia que sufren las mujeres en su país. Se le ocurrió un modo que no pasa desapercibido.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Hace cerca de 3.000 años, el profeta Jonás predicaba a los ciudadanos de Nínive (en el actual Irak) que debían arrepentirse de su mal comportamiento ante Dios. Y lo logró. En la actualidad, a muchos kilómetros de allí, en el Mar del Caribe y más concretamente en República Dominicana, otro hombre va por las calles de Santo Domingo lanzando un mensaje a los varones de aquella ciudad.

Parece que anda sucio y viste con harapos. Un loco suelto en pleno asfalto. Y grita “¡Vuélvanse locos!”. Pero no es ni mucho menos un desquiciado: es el actor Jonás Ramos Báez, famoso en su país.

Hace tres años, en 2015, se contabilizaron en República Dominicana 80 asesinatos de mujeres a manos de sus maridos o parejas. La cifra tocó el corazón de Jonás  y este hombre decidió hacer algo desde su profesión para mejorar la educación en la no violencia.

Ahora sorprende por su vestimenta y sus gritos en medio de la calle, pero es así como ha conseguido que su mensaje llegue a todo el mundo: “¡Vuélvanse locos de amor por su mujer pero no la maten!”.

Mujeres y hombres de todas las edades se paran ante él y le agradecen el gesto, que sirve para concienciar sobre este drama.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.