Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Nicolás Soto, la cara de la tragedia y la esperanza en Chile

CHILE
Twitter Servicio Salud Metropolitano Norte
Comparte

En medio de la catástrofe, la valentía de un joven bombero que murió dando lo mejor de sí hasta el final y una donación de órganos que todos aplauden.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Nicolás Soto es el joven bombero voluntario que se ha ganado los corazones de todos en Chile. Su muerte, en pleno combate de los incendios forestales desatados en la zona sur, causó conmoción y tristeza.

Nicolás tenía 20 años y sufrió muerte cerebral luego de lidiar con el fuego en Nueva Imperial, región de La Araucanía, tras un duro golpe con un balde lanzado por un helicóptero.

Su muerte generó fuerte repercusión y hasta el propio presidente Sebastián Piñera se pronunció al respecto. “Lamento profundamente muerte Bombero Nicolás Soto, quien perdió su vida combatiendo incendios forestales en La Araucanía”, dijo.

“Mis sinceras y sentidas condolencias a familia, amigos y compañeros de BomberosdeChile, quienes sirven a nuestro país con compromiso y son orgullo para Chile”, agregó.

 

 

Lo propio hicieron sus colegas, quienes realizaron diversos homenajes. Un claro ejemplo de ello ha sido lo que ha hecho el cuerpo de Bomberos de la región de La Araucanía mientras pasaba el cortejo fúnebre.

 

Más allá de estos homenajes, y como algo más concreto, desde el gobierno se anunció que se estaba evaluando otorgarle una pensión vitalicia a la familia.

El gesto que todos aplauden

Hasta aquí el rostro de la tragedia. Pero Nicolás no solo será recordado por su entrega y sacrificio, sino también por su valentía y amor. Y es ahí donde entrenan en escena dos niños, quienes en los últimos días recibieron los riñones de Soto.  El primer beneficiario fue Agustín Cortez, quien fue sometido a una operación a la espera de que el riñón pueda ayudarlo a su recuperación, recuerda el portal 24horas.

“El riñoncito aún no agarra fuerzas como los médicos quieren. Vamos con fe y que el paso de las horas vaya evolucionando mejor”, comentó el padre del menor de edad, Francisco Cortez.

 

La segunda beneficiaria fue la pequeña Matilda, una niña de cuatro años que necesitaba un trasplante de riñón.

 

CHILE
Twitter Servicio Salud Metropolitano Norte

 

“Quería darle las gracias a esta persona, que en paz descanse, que Dios lo guarde en su santo reino a esta persona que le dio vida a mi hija”, escribió el padre de la pequeña en Facebook.

 “Un abrazo al cielo donde quiera que estés Nicolás Soto”, agregó

 

Aprender a levantarse

Desde hace varias semanas Chile tiene que lidiar con la tragedia y la catástrofe. Por un lado, los incendios forestales en varias localidades del sur del país, algo que ha dejado, además de la muerte de Nicolás, una situación compleja a nivel forestal pues más de 40.000 hectáreas fueron afectadas en lo que va del verano.

Ver imágenes aquí (hacer click):

 

 

Pero también con las lluvias torrenciales en el norte del país, en pleno desierto de Atacama, y en particular el fenómeno del “invierno altiplánico” en lugares como Arica y Parinacota, algo que ha generado al menos nueve muertos y varios desaparecidos.  Las campañas de ayuda, como es habitual, ya están en marcha, entre ellas la de Cáritas en Chile:

 

 

Es por todo esto que en medio de la catástrofe, el rostro de Nicolás emerge para recordar la tragedia, pero también la esperanza -el gesto de donar órganos es por demás loable y también representa una buena manera de reglar vida a quienes lo necesitan- y que la hora de levantarse una vez más toca la puerta en Chile, un país acostumbrado a lidiar con la adversidad y reconocido por su resiliencia.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.