¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Wenceslao Pedernera, el padre de familia argentino beato

WENCESLAO PEDERNER
Public domain
Comparte

Una noche golpearon a su puerta. Su mujer le dijo a Wenceslao que no abriera. Pero a él le preocupaba que fuera alguien que necesitara algo. Abrió e inmediatamente lo acribillaron.

En el marco de la ceremonia de beatificación de los Mártires Riojanos será protagonista el primer padre de familia argentino que atraviesa este proceso. Se trata de Wenceslao Pedernera, que junto con los sacerdotes Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville, y Enrique Angelleli, éste último obispo, será beatificado el próximo 27 de abril.

Tuvo lugar en La Rioja una conferencia de prensa en la que se anunció cómo se está preparando la diócesis para esta inédita celebración, en la que por primera vez en el país en una misma ceremonia se beatificará a un obispo, sacerdotes y un laico, ejemplificando el caminar conjunto de la Iglesia con sus distintos miembros. Será presidida por el cardenal, Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos.

 

Pedernera no había sido un católico convencido toda su vida. Incluso su mujer Martha, “Coca”, contaba que le había costado trabajo convencerlo para casarse. Pero trabajando en un viñedo en Mendoza había comenzado a asistir a celebraciones y a entender que la Iglesia no era aquello que pensaba.

Según declaraba “Coca”, al tiempo “lo único que le interesaba era Cristo y la Iglesia”. Como matrimonio comprometido con la evangelización rural, se mudaron y comenzaron a colaborar activamente con la Iglesia diocesana en Sañogasta, La Rioja, en una cooperativa de trabajo. Allí leían el Evangelio y se reunían a comentar lo leído. “Por eso nos tomaron por comunistas y extremistas, porque no habían visto nunca que se hiciera eso”, recordaba Coca en una entrevista al diario El Independiente.

Una noche golpearon a su puerta. Esa noche esperaban a cenar a un sacerdote amigo que finalmente no fue. “Coca” le pidió a Wenceslao que no abra. Pero a él le preocupaba que sea alguien que necesite algo. Abrió e inmediatamente lo acribillaron. Tiempo después se supo que los asesinos buscaban a dos sacerdotes, uno de ellos aquel que estaba invitado a cenar. Antes de morir, alcanzó a pedir a su familia a no tener rencor por sus asesinos. Dentro del hogar, estaban su esposa y tres hijas.

Una semana antes habían sido asesinados en Chamical los padres Longueville y Murias, y el 4 de agosto lo sería Angelelli, cuya frase de “un oído en el pueblo y otro en el Evangelio” el papa Francisco usó para la exhortación Evangelii Gaudium. Eran tiempos de persecución a la Iglesia en La Rioja.

“Llevaron el Evangelio y no los comprendieron. Realizaron un proyecto pastoral y no fueron entendidos. Los que los mataron pensaron que les estaban haciendo un bien a Dios y a la patria”, explicaba tiempo después monseñor Rodríguez, obispo emérito de La Rioja. Eran, como describió el cardenal Jorge Bergoglio en una celebración de 2006, “Testigos de la Fe que predicaban y que dieron su sangre para la Iglesia”.

La Solemne Beatificación de los Mártires Riojanos se realizará el 27 de abril en el predio “Parque de la Ciudad” en la capital riojana. Serán días de fiesta y actos culturales en la ciudad, con puertas abiertas de las familias riojanas para alojar a los peregrinos que quieran asistir. Al día siguiente se celebrará una Misa de acción de Gracias en la iglesia Nuestra Señora de los Dolores, de Roma, considerada la sede de la Iglesia Argentina en la Ciudad Eterna. Participarán los obispos argentinos que se encontrarán en esa fecha de visita Ad-Limina en la ciudad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.