Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconViajes
line break icon

Firefalls: una impactante catarata de fuego

Jay Huang-(CC BY 2.0)

Dolors Massot - publicado el 14/02/19

El parque natural de Yosemite, en el estado de California, alberga un fenómeno natural que solo puede verse en el mes de febrero.

La Cola de Caballo (Horsetail) es una catarata que acuden a ver miles de personas cada año porque en ningún otro lugar del planeta se produce este fenómeno. Se encuentra en el parque natural de Yosemite, en California (Estados Unidos).

Parece una caída de lava, entre naranja y roja, por la cara este de una montaña llamada El Capitán (The Captain). Tiene nada menos que una altura de 480 metros.

El espectáculo resulta fascinante porque se trata de un espectáculo natural en el que en ningún momento interviene la mano del hombre. En realidad es un engaño óptico. La lava y el fuego no son tales sino que es agua gracias al efecto que produce la combinación de varios elementos: la incidencia de la luz del sol al atardecer, la alta temperatura de la atmósfera y una temporada de nieve en invierno que propicie la abundancia de agua para el caudal de la cascada.

Solo unos días al año

A este efecto visual se le llama Firefall (Cascada de Fuego) y se produce solo durante la segunda quincena del mes de febrero. Debido a la acumulación de visitantes interesados en contemplar esta maravilla de la naturaleza, las autoridades del parque decidieron tomar cartas en el asunto y limitar el acceso a un número de vehículos determinado por día. En los últimos se añadió a esto la dificultad de contar con nieve escasa durante el invierno.

Sin embargo, no hay que desanimarse y vale la pena entrar en contacto con la oficina del Yosemite para lograr una plaza. Si no, sigue siendo posible ver el fenómeno desde cierta distancia, como puede comprobarse por el número de cámaras fotográficas que quieren captar la imagen. Para filmar hay que pedir permiso.

Históricamente, se conocen también como Firefalls las cascadas de fuego que se montaban en el parque como espectáculo durante una semana cada año. A las 9 de la noche se hacían caer brasas encendidas montaña abajo y esta fiesta se celebró durante casi un siglo, desde 1872 hasta 1968.


GUATAVITA

Te puede interesar:
Guatavita, la laguna donde nació la leyenda de El Dorado

Tags:
estados unidosmaravillas naturalesnaturaleza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.