Aleteia

Cómo detectar pequeños signos de violencia en la pareja

WOMAN FEAR
Comparte

8 señales de alarma ante las que no puedes cerrar los ojos.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Ante el creciente número de víctimas de la violencia que algunos hombres ejercen sobre la mujer en la pareja, debemos tomar medidas para ayudar a las personas que se encuentran en situación de riesgo.

También es conveniente enseñar a las jóvenes a crecer de forma que aspiren a ser amadas y respetadas en la pareja, en igualdad de condiciones ante la sociedad y la ley.

Los casos de agresión en la pareja, que en ocasiones llegan a acabar en homicidio, podrían disminuir si activáramos la señal de alarma al detectar los primeros indicios de violencia.

¿Cómo saber si lo que ocurre en una pareja es amor o son celos y afán desmedido de posesión? ¿Cómo frenar al primer signo de que el hombre esta abusando de la mujer y está ejerciendo violencia (verbal o física) sobre ella?

Vamos a ver en esta galería algunos signos pequeños de violencia (También puedes verlos en la página 2). Si notas que esto ocurre en tu pareja o en una pareja de tu entorno, activa la señal de socorro porque se ha entrado en la espiral del terror.

Qué hacer si notas estos pequeños gestos de violencia

  1. Si crees que efectivamente algo no funciona en la pareja y se producen, por parte de él, gestos y acciones que son pequeñas muestras de violencia, no dudes en ponerle nombre a esta situación y buscar ayuda para que se resuelva lo antes posible.
  2. Ten en cuenta que callar no te va a librar del maltrato y de la violencia, de modo que cuanto antes busques ayuda y protección, mejor será tu futuro y el de los tuyos.
  3. Acude al familiar o familiares que puedan ayudarte.
  4. Busca un profesional que pueda orientarte acerca de cuál es tu situación objetivamente y qué escenarios pueden plantearse en un futuro no muy lejano.
  5. Si no quieres responder a esta situación, piensa en tu autoestima. Estos procesos acostumbran a degenerar y acaban por mermar la salud física y mental.
  6. Piensa en tus hijos. Hazlo por ellos: contribuye a darles la mejor educación.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.