¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La fiesta más antigua dedicada a santa Águeda

SICILY
Comparte

Tiene lugar en Catania (Italia)

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Los orígenes de la veneración de Santa Águeda se remontan al siguiente año después del martirio en el 251. La gente de Catania estaba orgullosa de esta joven que se volvió contra la voluntad del procónsul romano y no renegó a su fe.

¿Desde cuándo comienza esta gran fiesta en Catania dedicada a la santa?

Es muy difícil determinar cuál fue el comienzo de éstas celebraciones. Con seguridad la primera, según testimonios escritos, fue el 17 de agosto de 1126 cuando los restos de la santa, robados en 1040, fueron traídos de nuevo a su patria dos soldados, Gilberto y Goselino, desde la ciudad de Constantinopla. El obispo de Catania y todos los ciudadanos corrieron a darle la bienvenida a los soldados y se lanzaron a las calles de la ciudad para agradecer a Dios por haber devuelto, después de 86 años, el botín de su amada mártir Águeda.

Desde entonces la ciudad está de fiesta por tres días consecutivos en honor a su patrona, desde el 3 al 5 de febrero.

Se comienza con el famoso rito de “A sira ô tri” (la tarde del tres), una espectacular muestra de fuegos pirotécnicos.

La mañana del 4 de febrero se comienza con la misa de la Aurora, cuando el busto relicario de Santa Águeda a los devotos que la llevarán en una procesión a lo largo de una ruta externa de la ciudad que terminará con el regreso a la a la Catedral en las primera horas del amanecer.

La mañana del 5 de febrero, en la basílica catedral, se celebrará la misa presidida por los más altos representantes religiosos locales con el busto relicario de la santa expuesto hasta la tarde, cuando de nuevo se confiará a las manos de los devotos para una última procesión por un camino interno de la ciudad que verá su fin la mañana del día siguiente, el 6 de febrero.

Toda la ciudad de Catania se prepara para este gran evento, los balcones de las casas vienen adornados con grandes telones rojos, las calles iluminadas con coloridos juegos de luces y es muy famoso el gran mercado de santa Águeda, donde se pueden gustar riquísima gastronomía del lugar, y los famosos dulces dedicada a la santa “le minnuzze” (los senos).

Y no podemos dejar de mencionar a los “cannalori”, son obras de arte de madera de varios tamaños, llevadas sobre los hombros de fuertes hombres que se ofrecen para ello.

Al principio estos eran grandes cirios que la gente ofrecía a su santo, al pasar de los siglos, ésos cirios eran cada vez más grandes y mucho más decorados, hasta que la cera empezó a desaparecer y fue reemplazada por una estructura barroca o rococó en madera ricamente de ángeles, estatuas y adornados con flores.

AGATHA
Peppe64-(CC BY-SA 3.0)

 

Tradición religiosa, popular, culinaria, la fiesta de santa Águeda en Catania, no tiene desperdicio.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.