¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El misionero que busca remediar el hambre sin dañar la Amazonia

AMAZONIA
Shutterstock-Filipe Frazao
Comparte

Un misionero italiano organiza cultivos y pesca para 2.500 familias. Comenzó hace 30 años y acudirá al Sínodo por la Amazonia que ha convocado el papa Francisco.

“Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y le darás alimento para toda la vida”, reza el proverbio chino. El misionero italiano Giovanni Mometti fue más allá: no solo enseña a pescar sino también a criar. En 1989 comenzó en la Amazonia un proyecto de ayuda a familias para erradicar el hambre siendo respetuosos con la naturaleza.
El proyecto se llama “Nuevo Moisés”. Así como el patriarca bíblico fue salvado de las aguas, los habitantes de la Amazonia también son salvados de la muerte gracias a la organización del agua en unas tierras que así les procuran cultivo de arroz, cría de peces y crianza de animales.

Alimentos para 2.500 familias

Mometti, que lleva viviendo en Brasil desde 1956, explica que esta iniciativa beneficia ya a 2.500 familias y es un buen modelo para seguir ampliando.
TOUCAN
Shutterstock / Det-anan
“Sin arrancar ni un solo árbol, se puede convertir la Amazonia en el granero de los pobres”, dice Mometti, quien ha cumplido 82 años. Su trabajo viene precedido por toda una vida junto a los leprosos en Brasil, de forma que sabe muy bien quiénes son los más desfavorecidos.

Concesión estatal de 5 hectáreas por familia

Nuevo Moisés se encuentra en activo en las regiones Bragantina y Salgado del estado brasileño de Parà, situado al norte del país. Su núcleo es el módulo “Vibra Juan XXIII”, que confía a cada familia 5 hectáreas (con una extensión total de unos 5 campos de fútbol) dentro de un marco legal establecido por el Estado como concesión por 99 años. En ese espacio hay un pequeño pantano, la tierra de cultivo y canales de riego. Todo en un marco de sostenibilidad y de respeto ecológico en línea con la exhortación apostólica “Laudato Sì”.

Necesitan fondos para asegurar el futuro

El misionero italiano estuvo en Roma el pasado mes de enero, invitado por el Papa Francisco a Santa Marta. Alerta: “Hay que estar prevenidos, porque cuando acaben los 99 años hemos de haber conseguido fondos para poder renovar esas concesiones y que no lleguen otros con más dinero y se las apropien”.
AMAZONIA
Shutterstock-Filipe Frazao
Mometti acudirá en octubre al Sínodo de la Amazonia, convocado por el papa Francisco, en el Vaticano. Cree que es una oportunidad de alertar sobre el peligro que corre el mundo si destruimos el planeta. “La Amazonia es la última frontera del ser humano para preservar el oxígeno y para erradicar el hambre”, subraya el religioso.
Con el modelo de Nuevo Moisés, la cadena ecológica no se rompe. Los animales proporcionan plancton a los peces y las familias viven del arroz, el pescado y los cerdos (al año producen unos 300 kilos de carne). No se emplean pesticidas.
Se calcula que en la Amazonia (la zona que abarca el río Amazonas y sus afluentes) llevan destruidas más de 40 millones de plantas. Con el proyecto Nuevo Moisés, “sin quitar una sola planta, cada hectárea de tierra da entre 40 y 60 toneladas de alimentos”.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.