Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Virgen de la Candelaria y el día que la cruz abrazó por primera vez a Uruguay

CANDELARIA
Comparte

Un lugar histórico, pintoresco y una fiesta que se vive con fervor en Punta del Este, el principal balneario del país sudamericano

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El 2 de febrero no es un día más ni para Uruguay ni para el Río de la Plata. Mientras persisten mayoritariamente en la capital los ecos de la celebración afrobrasileña de Iemanjá (más info aquí), a poco más de 130 kilómetros, en Punta del Este, principal balneario uruguayo ubicado en el departamento de Maldonado, toma protagonismo una fiesta tradicional celebrada en varios países de América Latina y España: la Virgen de la Candelaria.

Fue en ese lugar, hace poco más de 500 años (2 de febrero de 1516), donde la expedición encabezada por piloto mayor del reino de Castilla Juan Díaz de Solís desembarcó en tierra firme y donde también se celebró la primera misa en el Río de la Plata.

Esa zona costera, actual bahía de Maldonado, fue denominada cabo de Santa María y la bahía de Nuestra Señora de la Candelaria, justamente en homenaje a la Virgen en el día de su fiesta.

El final de Solís no fue feliz, pues una vez en tierra los indios locales lo mataron junto a otros españoles de la tripulación.

Sin embargo, aquel momento quedó marcado en la Historia de la región como el Día del Descubrimiento del Río de la Plata (sudeste de Sudamérica), lo que a la postre significó nada más ni nada menos que un encuentro entre dos mundos.

Pero también es recordado como el momento en que la cruz abrazó el suelo de lo que actualmente se conoce como Uruguay, algo que es mencionado, por ejemplo, por el cardenal uruguayo Daniel Sturla en el prólogo del libro Desde la Matriz (400 años de presencia y servicio de la Iglesia en el Uruguay).

Procesión náutica y festejos

En los últimos años la celebración de la Virgen de la Candelaria ha recobrado fuerza en Punta del Este. Y es por eso que este 2 de febrero se realizan varias actividades, entre ellas una procesión náutica (todos los que tengan embarcaciones están invitados a unirse), otra terrestre desde el puerto y una celebración religiosa (misa criolla) en la Iglesia de la Candelaria, una construcción más que pintoresca y destacada por su color celeste, atractivo indispensable para los amantes del “turismo luminoso”.

Ver imágenes aquí (hacer click en galería)

En esta oportunidad la celebración es encabezada por el nuevo nuncio apostólico en Uruguay, el arzobispo alemán Martín Krebs, quien oficia su primera misa pública en el país sudamericano.

“Todos tenemos que llevar esa candela. Es un encuentro de culturas y una fiesta de mucha alegría porque es una fiesta de luz para compartir”, expresó el obispo de Maldonado-Rocha, Milton Tróccoli, en diálogo con Radio Oriental de Uruguay en cuanto a los festejos de este año y el significado de esta tradición que tiene fuerte vínculo con Tenerife, España.

 

 

No en vano, debido al vínculo de esta fiesta con las Islas Canarias, representantes de la comunidad canaria en Uruguay también se unen con un homenaje a la Virgen, patrona de Punta del Este.

La Virgen y su milagroso hallazgo  

“Virgen de la Candelaria, gracias por ayudar a Augusto. Que tu presencia y bendición sigan en él por siempre. Gracias madre mía. Flia F.R. Enero 2015”.

Este mensaje es uno de los tantos que se pueden apreciar sobre una ermita dedicada a la Virgen de la Candelaria en la Playa “El Emir”, otro de los atractivos vinculados a esta advocación mariana en Punta del Este.

Más imágenes aquí (hacer click en galería): 

 

 

Es en este lugar donde una imagen de la Virgen de La Candelaria permanece intacta entre las rocas y recibe de forma cotidiana muestras de afecto y agradecimiento. Fue esta misma imagen la que hace unos años se perdió en el mar luego de que un fuerte ciclón afectara esa zona del país. A los dos días de su desaparición, la icónica imagen fue encontrada y trasladada la iglesia que lleva su nombre para su restauración, algo que fue interpretado como un signo de esperanza.

Finalmente, la figura de la Virgen de la Candelaria fue restaurada y volvió a su lugar. Desde hace un tiempo también es habitual –todos los días a las 20 horas- el rezo del rosario junto a la ermita, momento de reflexión y respiro junto a una de las bahías más bonitas del cono sur.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.