¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué está desapareciendo EEUU de los grandes conflictos mundiales?

DONALD TRUMP
Comparte

El mundo anglosajón (USA y Reino Unido) se repliegan de su dominio del mundo

La política exterior de Donald Trump acentúa el repliegue de los Estados Unidos a sus propias fronteras, desentendiéndose de los conflictos mundiales. Además -y eso lo cumple a rajatabla- ha hecho saltar por los aires la política de la multilateralidad: Estados Unidos quiere negociar de tú a tú con los estados y no en foros multilaterales, donde tiene poco que ganar y mucho que perder.

Ahí está, por ejemplo, la retirada de Estados Unidos de Siria, en el Oriente Medio; el pacto con los talibanes de Afganistán que no significa otra cosa que la salida de Estados Unidos de este país; las críticas a la Nato y a los países europeos por no tener estos una defensa propia sin contar con los Estados Unidos; relegar a la Unión Europea a puestos inferiores en el protocolo de los Estados Unidos; su salida airada del G-7 (los siete países más desarrollados del mundo) al rechazar el comunicado conjunto final; el rechazo del TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica); el cierre de las negociaciones del tratado con Europa, TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones); la petición a Japón y Corea del Sur para que tengan su ejército propio (Japón lo tenía prohibido después de la Segunda Guerra Mundial) y dejen de depender tanto de los Estados Unidos… y un largo etcétera.

Y ¿cómo queda el conflicto de Oriente Medio? Está en manos de Israel, que los Estados Unidos van a armar hasta los dientes, como ya lo está.

No es una estrategia que ha impuesto Donald Trump, un presidente muy “sui géneris”, que tiene sus prontos y toma sus decisiones a golpe de tuit que a veces irrita a sus socios. Esto viene de atrás. Es el fin del imperio del mundo anglosajón y el declive de Occidente (especialmente Europa), como como potencia global. Tras el hundimiento de la Unión Soviética, terminó la era de un mundo bipolar, dividido entre dos grandes potencias. Todos creían que esta situación duraría muchísimos años. Nadie pensaba en el hundimiento, o más bien el colapso, del comunismo soviético y su influencia en el mundo.

Los Estados Unidos se quedaron solos y se convirtieron en los gendarmes del mundo. Esto no podía durar. El presupuesto de Washington no podía aguantar tanta presión, teniendo fuerzas desplegadas por todo el mundo, con armamento de última tecnología. Demasiado gasto, en hombres, dinero y armamento, mientras otros se estaban haciendo ricos.

Lo mismo pasó con Gran Bretaña, aunque en otro orden de cosas. Terminó el Imperio Británico, cuando Gran Bretaña se retiró con cierto orden de sus posesiones de ultramar (África, Asia y Oceanía) y acabó ingresando en la Unión Europea, donde nunca se sintió a gusto. Ahora se retira, se repliega en sus fronteras (con una crisis interna muy fuerte), mediante un bréxit que nadie sabe cómo va a acabar, porque los británicos no lo tienen claro entre ellos, y creen que Europa, Bruselas, les va a conceder todos sus caprichos. Nada menos que dos territorios británicos, Irlanda del Norte y Escocia, están contra el bréxit. Cada vez avanza más la posibilidad de celebrar otro referéndum: o aceptar el bréxit de Theresa May, la premier británica, o dejar las cosas como están. Hay una fecha tremenda que es el 29 de marzo en que se cumple el plazo para el bréxit. ¿Con acuerdo o sin acuerdo? ¿O con otro referéndum? Ya se verá. De momento, los británicos añoran su imperio… que no volverá.

América primero”, America first, era el lema de Donald Trump cuando tomó posesión. Era el anuncio del repliegue, aunque muy pocos pensaban que fuera tan rápido. Estados Unidos tiene el ejército y el armamento más fuerte del mundo, pero eso sí “al servicio de América y de los americanos”. Tal es el caso de su interés sobre Venezuela. Estados Unidos no quiere otra Cuba. Pero aquí entramos ya en otro tema.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.