¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cómo hacer que te pasen cosas buenas

COMPLIMENT
Shutterstock
Comparte

La doctora Marian Rojas Estapé propone soluciones eficaces para vivir en positivo

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Marian Rojas Estapé lo tiene claro. ¿Quieres que ocurran cosas bonitas en la vida? Propícialas, piensa en ellas, búscalas, foméntalas, dales espacio. Porque nuestro organismo, según esta psiquiatra, está llamado a conectar con lo bueno.

Pero para ello el organismo dispone también de un elemento importante que nos ayuda a sobrevivir, a detectar las amenazas y ponernos en guardia: es el cortisol. Esta hormona es como una alarma de incendios: se activa en cuanto percibe la amenaza y hace que nuestro organismo saque lo mejor de sí mismo para poder salir adelante en las condiciones que sea necesario.

¿Te quedas sin apetito cuando hay mucho trabajo por delante? ¿Sientes los nervios a flor de piel en alguna ocasión? ¿Se te acelera el pulso? ¿Eres capaz de estar muchas horas sin dormir hasta acabar una tarea imprescindible? De todo eso se ha encargado el “amigo” cortisol.

El peligro del estrés constante

Pero así como la doctora Rojas nos presenta quién es esta hormona y qué hace en nuestro organismo, también advierte: “Las preocupaciones o la sensación de peligro -real o imaginario- prolongada pueden aumentar los niveles de cortisol hasta un 50 por 100 por encima de lo recomendable”.

Así también experimentamos picos de cortisol si nos da la sensación de que vamos a perder el trabajo o de que está en peligro la fidelidad de la pareja.

La doctora Rojas explica que muchas personas experimentan el “cortisol tóxico”, aquel que se produce “cuando se eleva de forma crónica”. Hay que tener en cuenta, afirma, que “una persona bajo estrés continuo sufre principalmente dos problemas: por una parte, el crecimiento y la regeneración sana del cuerpo se detienen y, por otra, el sistema inmunológico se ve inhibido”.

¿Cómo detectar tu “cortisol tóxico”?

Si tienes estos síntomas, comienza a tomar medidas:

  1. A nivel físico: caída de pelo, temblor de ojo, sequedad de la piel, sensación de nudo en la garganta, taquicardias, sensación de ahogo, problemas gastrointestinales, colon irritable, problemas en la tiroides, dolores musculares, migrañas, alteraciones en la menstruación, fibromialgias…
  2. A nivel psicológico: irritabilidad, tristeza, incapacidad para el disfrute, apatía, abulia…
  3. A nivel de conducta: tendencia al aislamiento, las conversaciones se hacen cuesta arriba, sin ganas de abrirse a otros…

Todo este diagnóstico, que hasta aquí hemos resumido, Marian Rojas lo expresa en el libro “Cómo hacer que te pasen cosas buenas” (Editorial Espasa), que en pocos días ya ha alcanzado su 6a. edición. Su éxito radica en que es muy claro, de fácil lectura y dedica muchas páginas a encontrar soluciones para cada persona.

Cómo bajar el cortisol

Para bajar el cortisol y hacer que nuestra vida está más llena de cosas buenas, Marian Rojas propone las siguientes ideas:

  1. Ejercicio.
  2. Manejar a las personas tóxicas. “Rodéate de personas vitamina”, dice.
  3. Cultivar los pensamientos positivos.
  4. No preocuparse tanto por según qué cosas.
  5. Hacer meditación/mindfulness.

Aquí puedes verlo en la galería fotográfica:

Los consejos de la doctora no solo son positivos sino que se presentan como asequibles. Para ello hace falta eso sí, la voluntad de ponerse en marcha. Rojas quiere que el lector o lectora tome posición después de leer sus palabras: “No olvides -dice en una de las últimas páginas- que en esta vida has tres clases de personas: los que hacen que las cosas pasen, los que miran las cosas que pasan y los que se preguntan qué ha pasado. ¿Quién eres tú?”.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.