Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Alimentos que conviene tener a mano en la mochila del peregrino

Shutterstock
Comparte

Por una cuestión religiosa, por deporte, para liberarse del estrés, para encontrarse a uno mismo o conocer gente nueva… Son muchos los motivos que nos pueden llevar a realizar un lindo peregrinaje. 

Hay muchos lugares para peregrinar, el Camino de Santiagoen España es uno de ellos, cuenta una tradición milenaria, que el apóstol Santiago lo recorrió a través de la Península Ibérica antes de volver a Jerusalén, en este camino la visita obligatoria es a la Catedral de Santiago de la Compostela.

Además de distintos santuarios, catedrales alrededor del mundo para visitar, hay otros caminos con mucha historia, paisajes, cultura, naturaleza, como en América Latina, el Camino Inca o la propia Ruta de los Jesuitas (en proceso de consolidación a nivel regional). En cuanto al primero, es la mejor manera de llegar a Machu Picchu (Perú), conociendo y admirando los caminos antiguos utilizados por la civilización Inca.

Todo peregrinaje nos lleva a recorrer distancias que comúnmente no acostumbramos a realizar, para hacer algunas es necesario una preparación previa de entrenamiento como puede ser en el Camino de Santiago, ya que se alcanzan recorridos de muchos kilómetros y varios días (varían de 25 a 30 kilómetros/día) y esto produce un gasto energético importante.

Hoy en día según el lugar elegido para peregrinar nos podremos encontrar con descansos, restaurantes, tiendas, hospedajes, o la posibilidad también de acampar allí y elaborar algo sencillo con los compañeros. De todas formas, siempre es necesario llevar algo en la mochila para el camino, por sí nos entra el hambre antes, sentimos sed, o nos baje la presión o la glucosa(azúcar en sangre), ¡uno nunca sabe!

Alimentos para llevar en la mochila

Shutterstock

Agua. Es una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta a lo largo de la travesía. Llevar algo de agua en la mochila, y luego comprar en las tiendas que estén de camino para reponer. A partir de las 2 horas de una jornada muy calurosa, lo ideal es intercalar con alguna bebida isotónica (con sales minerales) para reponer la pérdida de electrolitos por sudor.

Frutas. Fáciles de llevar y ricas en minerales y vitaminas. Nos pueden hacer falta por ejemplo si se quiere ante algún calambre por el esfuerzo de la caminata. Podemos elegir cualquier fruta, pero algunas recomendadas ricas en vitamina E (antioxidante), magnesio, potasio son el plátano, moras, arándanos, ciruelas.

Aguacate. Es un gran aliado para todo, un alimento muy rico en nutrientes y que puede utilizarse para comer solo con una cuchara o para untar un pan como bocadillo.

Frutos secos. Es un alimento muy completo a nivel nutricional, y un puñado de frutos secos pueden ser un muy saludable y energético snack.

Barritas de cereal. Esta es otra opción práctica, que se puede recurrir también como snack y que se pueden encontrar en tiendas durante la caminata. Elegir las más saludables, de frutas y semillas en lo posible.

Bocadillo de pan integral.  Este puede ser útil para el primer desayuno o bocado del día. Si es de pan integral mejor, se puede agregar atún o aguacate, dependiendo de los gustos y lo que tengamos a mano.

Algunos consejos para disfrutar de las largas caminatas

PARA NA CAMNO
Shutterstock
  • Optar por menús livianos, pero energéticos. La comida debe aportarnos la energía necesaria para realizar bien la caminata, pero sin provocar malestar digestivo o pesadez, ya que luego de la ingesta debemos continuar caminando. Lo ideal es que contenga alguna proteína (carne, pescado, pollo, huevo…), carbohidratos (arroz, pasta, papa, legumbres…) y vegetales y frutas.
  • Tentempiés ligeros. Si hace falta podemos llevar o comprar algún bocadillo, o tomar algo de la mochila como una fruta, o alguno de los mencionados anteriormente. Tal vez estamos con apetito y faltan un buen rato para una de las comidas principales, entonces recurrimos a estas opciones ligeras.
  • Día previo, también comida liviana. Para hacer por ejemplo el camino Inca se aconseja que un día antes se haga una alimentación ligera, porque la altura de la Ciudad de Cusco son 3,400 m y depende del organismo el efecto o malestar que puede provocarle si no se está acostumbrado. Pero esto es aconsejable también para otros lugares donde el camino que se va a recorrer es largo y los días son de mucho calor.
  • Mantenerse bien hidratado. Es fundamental contar siempre con agua y/o bebidas isotónicas para todo el día.
  • No es momento de adelgazar. Si estamos haciendo alguna dieta de adelgazamiento no es recomendable aprovechar la caminata para complementarla, porque nuestras necesidades se ven incrementadas y no llevar una correcta alimentación, reposición de líquidos y nutrientes puede desencadenar en algún problema de salud.

La alimentación en peregrinajes largos es importante para disfrutar de la mejor manera. ¿Y tú ya has realizado algún peregrinaje?, ¿recuerdas que llevaste o comiste en el camino?

Fuente: Nutriumpfg

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.